(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Comedia famosa : Nunca lo peor es cierto"

COMEDIA FAMOSA 



NVNGA LOPEORES CIERTO 

DE DON PEDRO CALDERONi 
PERSONAS, 



Don Carlas galán, 
Fabio criado, 
Leonor dama. 
Don ¡uan gala». 



Doña Beatr iZi dama, 
Inés criad 
Don Diego gaUn, 
Gines criado» • 
Don Pedro 'vtcjo. 



JORNADA PRIMERA 

Sale Don Carlos.y Bíibio de camino. 



D.CáW.&iftc el papel? 

^¿i^.Sifcñor, 

y con notable alegría 
dixo,que al punto vendría 
áeftapofada. 

D.Carl.Y Leonor 
avrafc ya leuanrado? 

Fab. Aun nrt ha abiertóíg apofentoJ 

l).C.Puesliamacnéi,porq intento 
^xcla. parte del cuydado, 
conque aílegurar me acreuo 
fu vida\y honor aqni, ' > 
por lo que me dcuo á tai, 
no pot lo que á ella le deuo.' 
Llámala, pues,quc ya es hor4 
fiequedeípierte. . 



SaJe Lson^¿ 

Lion.mo foera 

fi yo,Don Carlos,durmícraí 
pero quien padcce,y llora 

. defdenss de vna fortuna 
tan criieljtan inclemente, 
tan á todas horas fiei\ie, 
que no defcanfa en níbgunajj 
Qjc me quieres? 

D.Gír/.In formarte, 

de como en tan trífte fuerte 
trata mihonor defenderte, 
^aquéno cspofsible amartcJ 
Sabrás, No profijí as, no¿ , 
pues fea juílo.ó no fea juílo, 
^ A baf. 



. Nunca ló peor 

bafla fabcrqiie es tu güilo, 

para obedecerle yo» 

Qneaunqueenpcna fcmejante, 

atento te confidero 

á laleydeCauallero, 

primero que á la de amante. 

En mi no ay mas elección, 

mas giiflo,mas aluedrio 

que el tuyo/rendo eííc el mío, 
^^j^raquc es la relación? 
iX^^V/.Qque bien efla humildad, 

hermofa Lconor,vicicra^ 

íi de voluntad naciera, 

y no de necefsidad! 
León, A quien ya le ha pcrfuadido 

la apariencia de vn engaño, 

t^rde^ó ruEca eldefcngaño 

pondrá fu quexa en oluido: 

y mas quando él defu parce 
p poco hazc por crefer,. 

qwe pudOjd no pudo ferj 
D.C4y/,No trates de difcülparte, 

que no has de peder, Leonor- 
Leon.Haz vna cofapor mi, 

por fer la vltima que aqui 

ha de deuerte mi amor* 
I5.C<!»W.Siharé,faldeeíTc cuydado;; 

dime,nues,lo que defcas.. ^ 
Lson. tfcuchame,y no me creas 

dcfpues de auermecTcuchado.. 
JD.Ctf/'/.Conaquefia condición, 

fi bar é:prori3ue,pucs,di, 

que es lo que quieres de mi? 
Xe'on.SolamentetD atención., 
X>.C^r/,AguardaFabio./*á¿r.Señor. 
D.CnW.Si viniere el cauallero 

que Ilámaile,eDtra primero, 

porque fe cíconda Leonor: 

profiguc agora,. Vaje Fsbhi 
I^tn.Yafabes, 

Carlos m¡o:mal cmpiejo^ 



es Cierto. 

pues yendo á dezír verdades, 
huuc de cnipeyar mintiendo. 
Defcuydo fuc;ay D.¡os,qual deue 
de andar mi honor alia dentro, 
pues de q llanto artoja fuera, 
haOa el defcuydo es requiebro! 
Ya ísbes,djgoctravez, 
la ilufírcfargre que tengo, 
pí/t la ell imacicn que has vjfto 
e n m is pad res, y e n m is deudos. 
Tambfen fabesquc por mi, 
.Carlosjiic la defmerezco, 
aunque quieran mis defdichas 
deslucir mispenfamientós. 
O quanto en efta materia 
cobarde eftoy. conociendo,' 
que co ntra mi hüfta la mifma 
verdad fofpechofii tengo^ ^ 
Pues quien me viere venir 
peregrinando i otro Rcynó 
en poder dé vñ hombre moyo* 
y deílecon taldefpe^o 
tratada,que ks finezas 
que 5 fu iluíl re fa ngre detio; , 
aun no lasdeuo yo, pues 
elfelasdeueafimefino: 
como creerá que íín culpa 
tantas defdichas padezco, 
quando al primero que obligo,' 
es el primero que ofendo? 
Pero que importa, que im porta j ^ 
que en loapftrentc,y fupuello 
fe conjuren contra mí 
eftrella,fortuna,y tiempo, 
íi en la verdad han de haHarfe 
todos de mi parte, h 3 z ie ndo 
lo que el Sol con el eclipfe, 
que aunque borre fus reflexos,' 
aunque perturbe fus rayos, 
Bo por eflb, no por cflo- 
dexa, i pefar dejas lombras^ ^ 



DeDonPcd 

de fallr defpues venciendo 
la vaga ¡nrerpoíicion, 
que y ale juzgaua mncrto: 
y al fin,contraqiiantas nieblas 
mi efphndor desluccn,pie nfo 
coronarme vidorrofa, 
y haíla llegar efte ef ;do, 
óy á pcfar de fus iras 
a atar el difcurfo buelao. 
En 1.1 Corce.patria tnia, 
(o pluguiera al mifmo Cielo; 
huuieraíido al nacer 
mi pacria,y mí monumento! ) 
Carlos me vifte v na tarde, 
que á San líidro faliendo 
con vnas amigas mías, 
por amifladjó por deudo, 
llegañea hablarlas,y dando 
licencias el campo atento, 
á mi hermofura dixera, 
fi pensara que la tengo. 
De galan,y deentendido 
junrafte los dos eftremos, 
haz iendo la cortefia, 
capa del arreuimicrto. 
Continuarte defde entonces 
en m i calle los pafeos, ^ 
en mi reja los iufpiros 
de dia,y de nochc,fiendo 
la eftatua de m is vmbrales, 
y lafombra de mi cuerpo. 
. Solicícafte criadas, 
y amigas,que fon los medios 
comunes de atnor,á quien 
deu¡íle,que tus afedos 
oyefle para efcucharlos, 
fino para agradecerlos* 
Quantos dias te coüo 
de fi nezas,y defvclos, 
queleyeíle vn papel ruyo? 
cu lo fabes,y afsi^uiero. 



í CaUeroh. 

dex ando empeños menores^ 
ir a mayores empeños. 
Enterada yo deque 
fueíTen,Carlos,tus intentos 
tan licitos,que afpiraiian 
folo á fin de cafamiento, 
admití, menos cruel 
que deuiera tus de feos; 
pero con aquej feguro 
bailante difculpateíngo; 
en lo iluftrc de tu fangre, 
lo honrado de tus refpecos; 
lo galán de tu perfona, 
y lo fútil de tu ingenio. 
Ya nueílra córrefpondencia 
entablada en el íilencio 
de la noche, porque á el folo 
fe fiaua si amor nueíiro, 
nos hablauamos por vna 
re¡ademiquarto;y vienda¿ 
que no dexaua dc*fer 
efcandaio á los que necios, 
de íus cuydados fe oiuidan, 
por cuy dar de los ágenos, 
tratamos,quedetic entonces 
entraíTes al apofento 
de vn criadOjdonde yo 
hablarte podia íin miedo.' 
Defta Vil curiofidad, 
que tantos dañes ha hecho; 
pues los peligros de a fuera, 
enmienda con los de adentro; 
vna noche que venifte 
mas tarde que otras, no quiero 
h3blar,que noesocafion, 
en fi otro diuercimienco 
mas guftofo te decuuo, 
pues al rin,yo le agradezco 
la nouedad de venir 
z\ daño,y no venir prcílo: 
entraíUjen ini cafa , y qna ndo 

A 2 que- 



Nunca lo p 

qu^vofo mi fentltniencOi 

defcoiifiadami fe, 

te cíj'!c:-ar.a con aquellos 

dulces dcitíy res de amor, 

que entre cor»fian5:^,y miedo 

hazen el cariño mas, 

pr rqne le defcubren menos.' 

Apena: vna palabra 

pixic hablare^ quandofíento 

dentro de mi qiiarto ruido, 

y á íaber quien era biieluo; 

tu penfando que feria 

dcfden,eRudiado cfedo 

de caftig^í.r tu cardanfa, 

me feguífie,quando: Ay cielos!' 

vi, matem e m i memoria, 

qi e,con que dolor me acuerdo! 

vn,ccn que pena lo digo ! 

hombrc,ahogame mi aliento: 

cmbo^adojque defdicha! 

ázia á mi» 

Sale Fabioj 
iué. Aqnel Cauallero 
quecmbiafte államar aguarda, 
ai fuera. 
CC^í»»/. Entrate alia dentro^, 
que no quiere quete vea. 
hafiadefpues. 
Leonj^t billa en eflo 
huue de fer def«lichada, 
pHes aun para eí te pequeño 
aliuio de hablar li quiera 
huuode faltar me tiemblo! 
D,Carl,Oy verás quantü es en vano 
querer diículpai te. 

ÍT hasdc cfcondcrte,quc entra . 
D.C.Tií fakealli fuera lUego. AFab. 

y tu cfcucha loq hablanaos.ií Leo; 
l»rj;7.C^epccoimicílrclUdei^ ' 



lorescicrto» 

D . Cari, Me nos deuo yo á la mía; 
pues lo que me dio la he bucko, 

Efibndefe Leofíon^vafi Fabio , y fij^ 
^ . Don luán. 

D./if.I?oh Caí^os,pr¡mo? 
D. CV/Xos bíajos 

medad>D,Iuá,D./«.Aunqcég6 
para negarlos ra^on, 
conmigo acabar no puedo," 
que valga la quexa mas, 
que vale el gurto dé veros. 
Vos en Valencia,Don Carlos; 
y no eji mi cafa? Qne es eílo? 
* pues como fe haze cfte agrauio 

á amiílad,y parentcfco? 
D.C^r/.La quexajD.Iuan, eñimoi 
como es j ullo, pero tengo 
la difculpatan á mano, 
que aueis de olaidarla prefto;^ 
comoefíais? 
D, /i^.Para feisiiiros, 

fiempreátodo trance expueflo; 
Z^.CVucftta hermana^yprimamia? 
2>.ü*.Salud gozarmasde-x-emos- 
d cunplimiento-,por Dios, 
q ue es vn hidalgo muy neciol. 
que v8nid:i esefta3Carlos? 
que ay en la Corte de nueiio? 
HiC.Qüc ha d aucr?defdichas mías,^ 
de que en vano voy huyendo, 
pues donde quiera quQ voy, 
alli,Don leíanlas encuentro; 
Di /«.Con eíío que me aueis dicho,' 
me aueis cree ido el defco 
de faber qu¿ caufa os trae 
tan defpulfado el aliento? 
D.C^r/.iovivnaliermoíura, y yo 
ame, Don luán, tan á vn tiempo- 
todo, que ect^c yer^y amar,, . 

aun 



De Don Pe 

ion DO sé qual fue primero: 
rendido oftenré finezas, 
confiante fufri defprecios, 
fino merecí faiiores, 
fitelofo lloré tormenté)*, 
que eftas fon las quacro edades 
dcqualquier hombré, pues vemos, 
que en bracos del d^fiden nace, 
crece en poder del defeo,. 
yiveen cafadel fauor, 
y muere en la de loszelo^? 
Entraua á hablarla de Rochs 
de vn criado al apofcnto,s 
que correíponde á fu quarto^ 
cfcuchampspaílbs dentro. 
Boluio ella, y yo tras ella, 
ó recelando, 6 temiendo 
que fiieíTe íu padre, quandó 
vimos vn hombre cubierto; 
que de fu quirto venia 
a hurto fus paflosíiguíendoj 
quien es^d¡xQjél refponJió, 
quien folo quiíb ver efto^ 
yo nada hablé , porque á viña, 
de mi dama, y de mis zelos, 
remicitcdala voz 
á U lengua del azero; 
Saqué la efpada, y cerrando 
; lósdosámorif'reiughos, 
qvyf o, no sé bien fi diga 
píadofojó cruel el cielo; 
que de vna herida cayefle 
en la tierra, para hazernos*. 
iguales la ^ uer te, pues 
nos vimos á y n punto mefmoj 
muerto de la iicri Ja él, 
y yo del agrauio muerto. 
Bien peftfareis que efta 6s.f9la 
mi defdicha,y que el fuceiTo 
paraenque yodclinquente 
pi&ycngo i Valencia huyendo ' . 



10 Calderón. 

del rigor de la jufticía,^ 
pues no, Don luán , puíS no es eíTo 
que aora empic9a el n ^,s cílraño 
^1 masnotable,el mas bueuo 
lance de amor,que jamás 
dio la cadena a fu templo.i 
Al ruido de las efpadas, 
de Leonor á los eft remo s¿ 
dieron las criadas gritos, 
defpercó fu padre áellos: 
coníidcradmc á mi agora,' 
fobrc declarados zelos, 
conjurando contra mi 
fu familia á vn noble viejo; 
defmayada aquí mi dama, 
y. alli mi enemigo ínuer to j 
En cíle trance mehallaua, 
■quandoell3,ay dcmi ! boluicndo/ 
del defmayo,nlc pidió, 
fu vida amparaíTeiay cielos! 
que bien hazela muger, 
que y a que ha de haxer vn yerto^ 
lo fia de buena fangrc ! 
Digalo yo,paes en medio 
de fu traycion,y mi agrauio; 
difpufe acudir primero 
alreparodefuvida, 
que no al de mi fencimientOé 
Sigúeme teonorjia dixe, 
y haziendo muro mi pecho;> 
fali con ella á la calle, 
donde las alas del miedo 
jnos ampararon de fuerte 
velocc3,que en vn momento; 
en cas de vn .^mbaxador 
tcmam^sfeguco puerto. 
Embié a llamar vñ criado; 
que informado del fecreto - 
de tq|lp»bolui6 á dezirmé, 
qued hombre era vn Cauallero 
íoraíicro,quc en la C<,aQ 



Nunca lo p 

efiaua ^ f<r^:?iiir vn pleyro, 
cuyo nombre, aimque'le oi\ 
por agorn no me acuercío. 
Que kherida en h cabera 

10 prinó el r:?nrid[o, pero 
aunque con pocaefperanfa 
de vida, no eftaua muerto, 
fi no en o t ra cafa, ado ndc 

le llenó vn AicaJdepr^fo: 
que auiendo fabido que era 
yo el aereíTor del fuceíTo, 
mi haziendacüaua embargando: 
y añadió defpyes á efto, 
que el p3dre,como hambre aliin, 
pruder.Cf3,acreuido,y cuerdo, 
ni querella, ni otra alguna 
diligencia aüia hecho; 
porque fn v engañe a fulo 
1 ibiada tenia en fu es fuerzo* 
Yo viendonie,pues,cercaüo 
de penas»y en vn empeño ' 
tan grande,c<yiiio amparar 
la caufa de ellas,rcfucluo 
falirdc Madrid, adonde 
pueda viuirpor Jo menos, 
lin cemor de la juílicia, 

11 i de fu padre,y fus deudos, 
Y afsi itenod^pcfares, 

3 de obligaciones Heno, 
acordándome de vos, 
de vos á valcrmevengo. 
Yo Don luán traygo conmigo 
aqueíla dama, á quien tengo 
de faluar la vida,á cofta 
de todos mis fentimjentos. 
£n dcx ándela fegura, 
pues cftaesen todo riefgo 
mi primera obligación, 
podrá n m ís dcfdichas luego 
acudir ák fegunda^ 
pues la feguiida que tengo 



' es cierto. 

rs huir áefta enemiga; 

que como noble defiendo, 

que como qucxofo obligo, 

como enamorado quiero, 

y como ofendido huyo: 

y en dos contrarios eílrcmos; 

acudiendo a las dos par tes, 

de amante, y de Cauallcro, 

enamorado la adoro, 

y zelofo la aborrezco. 

Cuyas dos obligaciones, 

tan cabal la accio(i han hecho/ 

q ue defde Madr id aqu i, 

íinoesc7,jnraros puedo, 

t]u6 no la hablé dos palabras; 

porque no quife que en tiempo 

ningunOjde mi dixeflc 

la tama, que pudo menos 

mi valor,que mi apetito, 

que es hobre baxo , que es necio; 

es vil,es ruin,cs infame, 

el que folamente atento 

á lo irracional del gufto, 

y i lo bruto del defeo, 

viendo perdido lo mas, 

fe contenta con lo meno?. 

Mirad vos como en Valencia,' 

con otro nombre fupuefto, 

podrá víuir efta dama, 

en que cafa,€nque Conuento¿ 

en que ret¡ro,enquc Aldea, 

donde veréis que la dexo 

lo poco que traer conm igo 

pude para fu fufteoto, 

que á mi bañameefta efpada^ 

pues al inOantc, al momento 

que ella asegurada quede, 

yo tengodc ir della huyendo 

á Italia, á feruír al Rey 

me paflaré, dgnde al cíelo 

le pido,que la primera 



DcDonPcdr 

vala acierte con mí pecho. 
Porque con mi vjda acaben 
dcvna vez tantos recejos, 
t antas pcnas^tactas añilas, 
agrauios, y fertímientos, 
que como noblelas biiíco, 
y como amante lo fiento. 
D* Iu,Es ta nueua vueñra hiíloria^ 
tan raro vucílro fuceíTo, 
que fok) puede admirarfc, 
dexandoíelo al íilencio. 

Y hablando. no en lo paíTado^^ 
pues y a no tiene remedio, 
(inacD lo prefente^, vamos 

lo que ha de íer preuiníendo.l 
Donde mejor eftadama 
eftará,esen Conu^to; 
mas tiene el. ínconiienience 
deaner dceüarla aísütiendo,. 
guando cao pobre os.hallais, 
fin renta.y con alimentos. 
Q.ueau;iquemialn[u,mí vida,' i 
mi fep,ñii amor, todaes. vueáro¿ 
mi hazienda eílá dcmanera, 
PoaCarlDS,quenonie atre^o^ 
porque no sé fi dsfpues 
podré cumplirlo, ofrecerlo. 

Y afsi en mi cafa prcfumo 
.que avrá de citar^donde creo 

que. D^Cir/. Napafíeisadeláte,. 
-que aunque ía ofét tá!a§radez^ó,r- 
no m-.^ espofsíbk aceptarla, 
ni que ellas cofas fabitndo, 
décíTe Cüydadoámipnraa.-' 
Tuera i^e que ro e¿ rcfpcto 
licuar mi damai facafa, 
queaoa^üeporfa nacimiento 
mer ec ier^ b í c n f u jado, 
eftos eftraños fúccííos^ 
a^an muctolíis ciobiezas^ 
D JKOid , q para todo ay medio,. 



) Calderón. 

a V na doncella de cafa; 
mi he rmai^avrá poco tiempo 
qué pufocn cftado, y oy 
eftá fin élla:yo rengo 
vna dama amiga fuya, 
a quieafiruo^y galanteo, 
para cafar me, y a quien 
podré fiar el fecreto. 
Pidiéndole yo á efia dama; 
que la embie á cara,dexo 
ai&gurada la parte, 
de que mi hermana,fabícnd6 ' 
quien es^lo tenga á difgufto. 
Y aunque el díífdoro confieíToi 
de que entre con elle nombre, 
puede tolcrarfe,íicndo 
en lo publica criada, 
y feñora eo-lo fecreto; 
pnes yo he dccftar á la mif a ; 
íieujprea íu' Cerüicio atento . 
D. Cíír/,£lmedío ñoeratnuy malo 
para eíTegurarlaj pcro^ 
no me acreucré; Don f nah , 
yo á dezirloi y proponerlo 
á LeoixK)r,porquc» 

Ir^on.D érente, . 
^ueyó refpomícré iefibt 
Señor Don luán, notanfolo» 
como criada firuiedda 
envueíiracafa, díaré 
honradaiy guiíofa^^ero 
como efclaua qué conipraís 
dé aqueíia ñ ne2a aprecio. 
Porque no avr arpará mi, 
G es.q ue pa r a n li ly c o tiíu : I o,, 
otro alguno, fino folo 
laber q-je.hi d^ fcrini dueña 
Cófátan propia de Carlos* 
y afeihumiUe á eflbs pies racgb 



facilitéis eRa dicha.. 

Y pues os he cftado oyendo, 

y en la relac ío n q uc é 1 

de mis fortunas ha hecho, 

parccequceítoy culpada, 

y que apelación no tengo, 

porque á vueftra caCa no 

llene is, ni aun el mas pequeña 

efcrupulo de que foy 

tan fácil como parezco, 
, pleguc a Dios,que él meidefiruyá 

con fu poder ,y los cielos 

mefalcen ,íiyoá aquel hombre 

embocado, y encubierto, 

cc.uionledí jamas 

para tanto atreuimienco: 

íi ya no es darle oc:jíioa 
. a vn hombre darle defprccíosJ 
2}. /«, Vueftra hcrmofura,íeñorA¿ 

al pníTo q^e v^cílro ingenio^ 

os acredica a)nmigo, 

y no ya por Carlos quicrq 

hazer larineza^fies 

fineza la que os ofrezco; 

íino por vostque liefcriqa 

mi dama a mi hermana quiero,' 

vn papel que vos Ueucis; 

eípsrad que ai puto bueluo.Fií/í* . 
Leo n.Yzüon Cirios que.haliegad^ 

el plateo de tus defcosj 

pues ya ce verás íin mi. 

V lu cofa fola cillero, 

qut añadas á las finezas 

qucluRaefteinftantetedeuQ. 
X>.C'. Ocxame, Leonor ^por Dio$, 
lio apures tiüfatrimienco, 

p;:!rqae no se queie ádoro, 
hriCta 'lUz .;c que te pierdo; 

pero Jime,qiie me quieres 

pcdíi? ¿^ürj^q^cíi en aigüa ciego 

tclic¿ ucel dcfcngaao 



□res cierto* 

de la culpa que no tengo; 
me has da cu jiplir la palabra 
q me dilW. D. C>r/. No folo ©íTof 
ofrezco á cíle def engaño, 
Leonor,pero hazerle ofrezco 
vídima el almayV la vida: 
pero como me enternezco 
tdcíla fuerte? tu no eres 
la que aquel hombre encubíer$ci 
en tu apofento tenias? 
pues n i ^un defengaños quicri^ 
tuyos, fino huir de ti, 
y a que fegura te dexo. 

X^^«. Vece,vete,que algún di* 
boluerán por mi los cielos. 

JD.C^r/.Sieíraerperá9a nohuuíera; 
mehuuierayo, Lconor,muerto 
á manos de mi dolor. 

ií(?».Siayradovna vez,(iíierno 
otra vez me hablas,porqu& 
mas á el mal,quc al bien atento^ 
note pones de mi parce, 
-y crees, Carlos^ que puedo 
eílar íin culpa.D. Cjr/.Porque 
tepio, que en qualquier fuceflb, 
fiempre es cierto lo peor. 

ifO^.Pucs ya en mi ínocécíá cipero 
que ha de auer fuceflb en que 
no ficpre lo peor es cierto. Vartfii^ 

iSalen Doña B^eatriz leyendo vnf Ai 
f€Lylnes tras ell¿u 

Ints» Lcyenáo mi ama vn papel^ 

tan trifte, y confufa eftá, 

que míl.deíeos aie da 

de (aber lo queay en el« 

Vna vez,k aja furiofa, 

y al cielo deuada mira, 

otra llora,ocxa íufpira^ 
D^eatp Ay fuerte má^'rigurola ! 



DcDonPed 

/«í/.A lecf bflelaejde que nace 
ya el agrado, y ya el furor? 
fin diuía que es borrador 
de alguna Comedia que haze; 
B^^^.Biendiz^n, que vna cruel 
plu[na,afpid es de ira lleno, 
de quien la tinta es veneiiQ 

- en las hoj as del papeU 
Digalo yo,pucs a mí 
muerte fu traycion me dio; 
quien creerá mis penas? 

In. Yo.D. Bíf.Ines, tu eftaua^aquí? 
ínes.k efta quadra ftliagora, 
y viendo la confufion 

- que tiene tu cor acó rt, 
tchedefuplitar/cñora; 
digas^que caufa te obliga 
á tan grande eftrcmo? 

DJfi^Estal, 

, quepor^liuiArelmal, 

ts fucr^ que tfc le diga; . ' 

Bien ta acuerdas,que Ddn'Diego 

Centéllasme galanteó ' 

mucho tiempo. 
Inés. Si. D.BsAtX que yo¿ 

agradecida á fu ruego, 

á fu arAor,y á fu fineza 
• lecorrefpondú 
Inés» Muy bien, 

D.BeMñsvL te acordarás también; 
que aunque es tanta fu noble^ia, 
no fe declaró jamas 
con mi hermano,hafta falir 
con vn pleyto,qüe á feguir 
fue á h Corte, Inés. L:) demafc. 

CBtf jí.Pücs Gincs vn crjado fu^o, 
que dt mi obligado viue^ 
aquefta carta me efcriue, 
de4u« claríKTTíntie arguyo; 
que en MsdrideKamo.ddo, 
flpky t A ^ue ñi^sde amor^ 



O Caí Jeron. 

La carta dirá mejor 
futraycion,y micuydado: ; 

Lee la Carta. 
Cumpliendo,feñora,có la oblígaí 
cion de la que ofrecí , que fue aiüfar 
de todOjhago faber a v.m^que en ca- 
fa de vaa datpa deftaCorte,dexápor 
muerto á mi feñorvn Cauallerodc 
vna Iierida,de que eftuuo dos dias fin 
fentido,prefo:ya gracias a Diosefti 
mejorVyiibre,y de partida para cfli 
Ciudad,adonde. 

No leo.m3s,porque confie'fíb 
que me ahogan las andas mias^ 

.QUé mas, feñora,quer ias 
leer,defpuesde leído eíTo? 
D,BeaP. Efle^es elpleytoá que fue 
Don Diego? loe f. Eva. neceíTario,; 
que fiemprees pleyto ordin ario 
de Madrid , amor . D. Beaf.No sq 
ccJnque^ilos,conque modos^ 
pued^toplicar mi dolor, 
Ines.Qüiéh vio partir al feñor,] 
6 fuego de Dios en todos, 
ofreciendo marauiUas, 
y como los al faareros 
deamor,nofoio pucheros^ 
hazer.jfino cantarillas. 
Yalfindura»fus cñiemos,; 
hafta que otra cara v^n, 
peroi{iicáltoS|tambiea 
nofocras lo mifmo hazemo&J 
Y ai cabo de la jornada, 
bien fabé mí fanto Dios, 
que eñamos en paz, y no nos 
quedamos á deuer hada* 
D.BeafJDc rabiofos zplos muerta 

ciioy«/«í /.Tienes mil razones. 
D.Beat * Y durarán mis paísioneí¿ 
hafta queiperaáeflá puerta, 
\ nes^ no han llamado? 

B IúcSm 



Nunca lo pe^ 

/«,Sj. D. Bea. Llega tu mira quié es. 
j. Ay decíjpobreGines, 
fi otro cfcriuicradc 
que en Madrid defcalabrado, ' 
mi caño honor ofendías. Vafe. 

D.Beut.Loczs confiifiones mias, 
ya que a ver aucis llegado 
cfecos de vna mudanza, 
hazed,pue5 todo es del viento, 
que mo lleue el penfamicn^o^ : 
quíert me llenó la efpí^ranif a. 
Diera por ver á la dama, 
que pudo empeñarle aísí, 
ti alma, y la vida^ v 

Salen I^cs.y Leonor bumilckmentk 
w/lida. 

Inés, Aqui efta,entrax!, 

jD.^d^í.ínes.qníen llama? 

-^Lííí/i.QiHcn fi merece, fenora; 
brfár vueílra blanca mano j 
podra defmentir ,no enrvanoy 
fus fortunas dcfdc a^pm^r 
pues de fu golfo crueJ, r. í *f n W 
puerto toma ea vueOro cíelol 

D.B^jí*Alcefe,aTiiga,del fuelo., 

L:ofKQnc mal me ha fonadoelih. 

D. i?^¿í/í.Que es la^mquicre? 

2^^r7.£ft caqui, i i.: . 
cartadecreenciáes^ 

Leo».Dc Violante.P.i&4^Ines, 
qac buena cara./wi. Afei,a6i., 

Z,rc?/7.Fortnna,á que raaseüieuao- 
puedcsiauermc trí?idof .-i- 
y aun lo que lloro, no ha fido 
tanto como lo qr s temo.. 

D-.Bídí Apiolante me efcriuc aquí^ 
fabiendoque vna (triada, 
^que he tenido^cfti cafada,, 
que en íu lugar. 



>res cierto. 

D>B Jí.Lareciba,porquet¡efle 
bañante facisfacion, 
que fu virtud, y opinión, 
á itti ferüício conviene, 
de que agradecida quedo 
a la interce&iofl, 

L'a«.Lo5pies 
me dad otra ver, 

D,i5¿?,ií.Üe donde es? 

Leen. Soy de rie?r^ de Toledo. 

D.B^^f.Puesi quera Valécia vino? 

Xitf (?«.Gqo vna dínna, feñora, 
de 1^ Virrey n^vque agora 
ha muertt>,y afei preuino 
mi fuerte bufcar á quien 
feruir pueda en la Ciudad, 

D.Beat. Su biaena gracia,en verdad, 
y fu perfonatafobien 
me 3gradan,de que feruia? 

LeonJDQ doncella de labor, 

/«f /.Eiro íí,que fuera error 
cíTotradpn^elleria. 

¿.^¿^fi.Yó laitocaua,y no dudo 
que daros güilo fabré 
e n eíla^par te» por q ue 
Abril inuentar no pudo 
ffDr,que y,o d.eíal ma-nera 
ito imite,quectTe cabello 
compite,hcrmt)ro^y bel Jo, 
k haré con k primauera, 
EDaguas,b¿lonasjtócas, 
no avrá n meneftcr faüc 
de caía para lucir,, 
pues como yo fabrán pocas 
adereza] las, ni h azella^ 
dei.vfp que mas fe tr^en. , 
No ay Jabor blanca, op ay 
punta» (uti]e$>y bellas, 
que no haga con perfección; 
tanto que dirá^, no en vano, 
qae 4 viuo ;|oduuo Umano^ 



De Don Pe 

ííno la imaginación. 
Bordo razÓBablcDiente 
broca, canamazo,y gafa. 

D. B^a(, Lo q ha meneftcr mí cafa 
me ha venido cabalmeate: 
yafsi puedes defde luego 
quedarce^n caía^tiue aunque 
dueño mio,y delU fue 
mi hermanOjá dudar no llegü,' 
que íiendoeftcguñotnio, 
aélnolcembafaiará. 

l^Off.Queno fedifguftarS, 
feñora,en quien es confio,- 
quehazer ávn triftc feli:^^ 
es de nobles, cortio él. 

D.-fff^r.Co-no fe llama? 

D , Beat.Qmt^k el mantoi): 
D./«.Beatriz. 

Don luán. 
D*/^.Quchazías> 
D.BíJtMm fineza por t¡ 

hazíendoeltoy. 
Di/wXomoanfi? 

D.5/dií.Porqucíabíendo qucauias 
de agradecer^ como amante, 
dar gufto á cu dama bella, 
rccíbr aqueíTa don9elÍa, 
por fer cofa de VioUnce. 

V>Jíi. La buena cortefania^ 
y la malicia agradezco, 
y afti cfta cafa os ofrezco, 
por vos,y qaien os embia; 
porque fi para losdos 
tal encomienda traéis, 
vos á Beat^Píz feruireis, 
pero yo ós feroiré á vof; 

£#£}^.6úardeos el cielo, foñ(^ 
por Ufiiec^ed qUe me hazeis, 



ro Calderón; 

en mi vnaefclaua teneíí; 
D. Tu . Qpe te p^arece Leonor 

Se la cafá,y Beairiz bella? Apartel 
Z^í??i*Que folamente con efto 

que oy la he deu ido , fe ha pueftá 

en paz conmigo mi eftrella. 
D. /«.Beatriz, hablar ce quiíiera; 
vnacoCaqucoy 

pornaihasdc hazcr J 
P.5?jí.Tayafoy, 

idos las dos allá fuera J 
HM:in los doí en fecretOd 
/;;r/.Vfccd,feñora I fabel, 

me conozca pot^criada, 

por afiiiga,y cantarada, 
, xjue vno,y otro feré fiel, 

como fu mucho valor 

Iblameóce haga voa cofai' 
ifí?». Que.es/ 
/»^/.Nd fcrme efcrupulofa 

en v« tantico de amor^ 
León. Efla caduca coftumbr© 

ya efpiró^ y fí verdad digo; 

también yx> traygo coívnigá 

mi poca de pefadumbrc. 
/íJf/.ComoeíTotuvozmediga; . 

defde áqui de mejor gana 

feré am iga,y mas que herma nal 
Leon.Y yo hermana m 3s q aaiiga^ 

que hable yo afsj ! cicíos,quicii 

aqucHo creerá de m i ! 
V^n/eUsdos. 
D. jS^4iuOarlos en Valencia? 

.fna$ publicarlo no es bíeQj; 
porque de fccre^^afli 
á N^polcsiy cfto h a fido 
Gflufa deque na ha venida 
á feri|¿feide{lacaf^: 
mas vendrá al anochecer 
á Yerc«,y loquequiíícra, 

Ba cpt 



Nunca lo pe 

que por m i tu amor hizícra, 
c«preuenir,y tener 
algún regalo que hazcllf ¿ 
2),B^4í.Digo,queyo traftear^ 
mis efe ritorios, veré 
que av en ellos que ofrecelie; ' 
qéc aunque eif oy defalaja4a, ' 
para cofis fervicjances 
avra belfas, l-ienjoSiguantesJ 
y de la ropa cfcuíicU 
que ay p<ít eítTenar,verás 
vna¿áfáte,quecreo 
^ que la acredite el dcfeoí 
/«.NaUble güito me dási 
D.Bsat.EiXo^yi^ cena>demx 
fia.JD. /». PvvssypbueluoluegoJ 
aDios.D.B.O craydorDiPicgo^ 
quiebfevtflgárade til 
Va/c Beatriz. ' 
TPihf.A Garlos quiero auifait 
el cfeto<|ue faa tenido 
el papel-.y aunque aya fido 
fu a^ayor cuydado eüár 
Ic^quc ha que eüá tan fccrttc^ 
que ninguno puede velJe, 
cftanochehcdctraclle 
co nm^'gó á caíi. Vafe} 
' Salen Don Díego,)f Ginés dt 
camino» 
D.D/>^.EnefetOj 

gran guño es boluer vu hombre 
ávérlapacria,Gines^ 
G/«.Yraasquandohtieftadata^ . 

á piqjLie de no boluer. . . .« / 
-D.¿/íf¿.Convalccienten[ie ví^ . 
y libre apefta3,^rque ' 
contra líii no huuaqucrcllaj; 
quandaal inflante tnu& j 
de aufcnratme de Madrid^ 
por ei r^zelo da que 
Jtosparientesdí^LeoA^ - ¿i.. 



er es cierto. 

muerte á fu faluó me de n2 
Gin. Si efto de morir es bur U 
pcfadaparavna vez, 
que (era para dos vezes? 
tu bízirte,feñor,muv bien: 
-D,D/(;^.No es D Juan aquel ^ £jíI¿ 

defucara>Gi>3.Si. 
D./>;Vj.GineSj 
todo parece que oy 
me vifucediendo bien; 
G/w.Pues que maula ce has hallaáo? 
Z). Díe¿. Es poca dich^ fabcr, 
que qílando agora Don luán 
tüer4decara,podre 
veráBeatrizt^ 
G/«.De Ésacriz 
te acuerdas? 
D. Difg.Q^t\do olüidc 

yo fu guy\ belleza? 
G/w.Ouanda 

por otra que yo me se¿ 
te dieron en la cabera; 
iidetajo^üdercués, 
V n tantío,con que por ta uto- 
no buelues acá otra vez. 
jD.JD/V^.Eíío de feruir vB/homJbt^ 
' enaufenciaotramuger, . 
es licencia concedida 
al andante mas fiel. 
Gh. Lo mifmo haze n pilas» 
I>.D/>^.JLlega, 
y pregunta por Inés, 
y dila que eíloy yo aquf^ 
yaduiertcvnacofa* 
G/».Quc# ^ 
D. D/>^.Que del paíTado fuceffoi 
á nadie x^otfcia des», 
y mas en, cas de Btatriz; 
Gh. Efíó auia yo de hazer, . 
crceque oy no Cabra de roí 
mas ¿e lo que (upo ^cr, 

' 3^ 



DeDonPc( 

qnc fioláví demís ojos, 

G;».ScíiqraNife,vn criado* 

de toda vuefía merced, 

que tan amante^y rendida 
. fe viene como fe fiie, 
Incs, Glnts mio,no medas 

vD abrajc.Gw.Y dos,y tresj 

que np foy yo m iferable» 
/«/j.Como has venido/ 

lo íabrás muy por extenfo^ 

que no ay tiempo aora,porque 

mi feñor te quiere hablar. 
/«f/.Lue^G hi venido también? 
Di Die^i Ines,y con mil defeos 

dp^ vferre a ti,y de fabcr 

como eftá Beatriz. 
/«//.Pues buena 

la hallarás,fabiédo.D.5<f4.Tnes, 

quien lhmaua,que con tanta 

conueifacione&ás? 
D.Í>/í'^cQüíen 

per€grino,y derrotada . 

déla tormenta cruel 

dc.vnaauíenci3,en que rendido' 

el {ojobrado vaxel: 

de amorfa vna,y otro embate,' 

fu frió vno^y otro dcfden, 

háíla qAie tranquilo el mar 

con el bello roíiclcr 

de los amigos cel<i jes 

toma puerto á vueílros píe5¿ 

adonde eo nCigra humilie, 

la tabla,que tumba fue 

en el templo de fu amor 

el idoJo de fulcc^ : 
I}.Beat,Q^^ rtiiétá afelios hobrcs! 

Boas difsiniular faicn;^ : - 



3 C aldcroii. 

Aunque mas , feñol-^ Ddn Diego,' 

pero luego os lo diré : 

Inés, mira que nc) íal^a 

a aquella quadra Ifabcl, 

que no es bien <^ue al primer diá 

mis penas fepa,//;//. Ha5:es bicoi 

G¡nes,derpues nos ver«mos¿ 

Gm.Como nos veamos dcfpues; 
yo harQ verdad el refrán, 
de vn poco te qu lero, Inés; 
Vafélnes^ 

D. Bec^t. Aunq m ts feáor D.DiegoJ 
bueluo á dezir otra vez; 
quemal fe encubre el dolor l 
encare2cais,ni pintéis 
de la aufencia las tormentas^ 
fignificar no podéis, 
lasque he padecidOyo; 
Cempre amante^y íiempre fiel: ' 

D.D/V¿". AlbriciaSjOue nada fabe; 

G/;?.Copio}oauiadefaber? Apart: 

D. B^a.C^^mo en kCorte os ha ido?- 

l^.jD/^^.Comoaufentedevos^, pties. 
no ay guftoen aufencia amando^ 
fino ^ V no . D . Qu al> 

D.Z^/^.Boluer 
á V iíla de lo que fe ama» 

D, B<at. Que falf^ conmigo eílé í 
vnafpid tegoen el pecho,^j!?4rf4 
y en la garga nta vn cordel, 
énqi^eíladoelpleyta queda? 

D.D/>¿,ComG eíláualed^xe, 
porque mi poca falud- 
me trae á conualecer.. . 

D. Stf . De que achaque? 

D. 5f íí.Pues naay CTiMaxirid q ver? 

no fon bizarras fus damas? 
D,D/>^Xomo á ninguna iriire, 

no puedo dar voto en ei)a«. (nc¡ 
p.5^,Ningub£?P..D;e¿. Di cu.Gi 



Nunc^lop' 

h h a?7a eñe rn mi yln^, 

Gm, Tar.:a íioeza vien el, 
qjc le vi muer co de a ñor* 

jP. H.^.ií. Si, mas no díze de quien? 

D, Oi.Ouic £iiera,que tii no fueras? 

D. BüAt, Luego vos tío fois aqud, 
que trocando en criminal 
el ciuil pieyto a que flie, 
á Tala de compecencías 
lclkuafteis,dondei el ver 
en eftrad< ),flo en Efirados, 
vueftra caufa vna muger, 
en vifta os condeno á muerte, 
deque m i nifíro cruel 
Fu'. cierto competidor? 

Gh* Cono lo auia d:- faber? 
hcmoil i h?cho buc na? 

D. D : M jerto eftoy* 

G/'í.Ciuc miras?aim bien, 

que yo no hchablado pihbra; 

D. D.Que es síloq efcacho?G/.Es 
tufuceííode pe apa, 
fin quitar, niponer^ 

2>,54/.Tüdo fe fabe,Oo« Diego, 
y pues las razonas veis 
que tengo para ofenier^nc 
de vn traydor,aleue, irifíel, 
hlfo,engañofo, inconftante, 
atreuido, y defcortés, 
que me paíTa por finezas 
los agrauios,no me habléis 
otra vez en vucftra vida, 
fi no ifltentais que otra vez 
os de á entender mi valor, 
que ay en Valencia cambien 
dama por quien pueda darle 
la muerte á vn hombre íin féc. 

D.D/f^.Mjrad. 

D^Beat.y/í'xr^á vos,Don Diego, 
quees tarde,y no ferá bien, 
que oae cucfte oy el peCar, 



ores cierto. 

mas que mecoftó el p1ai:cr, 

jdos,p'..íes. . 
D. D/V^.Haí^a dexaros 

.defcn¿añada,de qr.e. 

Dentro D.íuan. 
DJet^Como nb ay aquí vna luz? 
D.Bfat. Ay infeliz! Elle es 

mi herma no.C?. Pues el hermano^ 

como lo auia de íaber? 
Sale /nes^ 
Jnes. Señor ^yñn fcñot fu be. 
D. Düg.Que quieres, que hagaf 

lp;íx.Yoíi,cntrad en cfta quadra, 

donde eícondidos efteis, 

hafta que podáis falir. 
P.B^ítf.Infl'lizfoyl 
Tíííi. Entrad, pue$^ 
Gífj.Yó como de buen partido; 

que dos rpii palos me den. 
JD. 5í4^,Cierrala puerta ázia acá, 

porque no los puedan ver, 
7/j5i,Ya eftá la puerta cerrada. 
D.Iíí,Sknio ya al anochecer, 

no ay 1 azes en caía? León. Aquí 

lasluzeseílán. 
D,Gir¿Alver 

que es quien trae la luz Leonor,' 

ciego con la luz quede: 

dadme, feñora,á befar 

la mano, fi merecer, 

( Ay LeonorUuentóceftado?) 

puedo tanta dicha. 
D.áraf.Aunquc 

^00 rendimientoSjDon Carlos^ 

defenojarnas intentéis 

del agrauio que á eíla cafa 

aueis hedbio, no podréis. 
P.GaW.Yadeeífe agrauio, fcñora, 

coa Donluan me difculpe, 

el gae difculpe coa vos, 

pues 



DcDonPcd 

p lies ya yo lo enoy con él j 

y aunque ávucílra cafa oy 

no vengo a honrarme,creed, 
, quecneiiaparáferuiros 

mi alma, y vida tenéis ^ , 
1>, /, Ya le he dicho yo ami hermana 

las razones qaetencis, 

para nohonrarnosdefpacio- 
P.Bí'jf . Puss ya quede paflb es 

la dicha,dadme licencia 

á que de paífo cambien 

os firua como pudiere* 

raal.preuettidami fee: 

aqui no cftaisbicn,entrad 

en mi quarto,ola ICabel, 

alumbra ami primo,cielos, 

laftimaje mi tened. 
I^¿?w.Supuefto, ftñor Pon CárloSj^ 

quehe Uegadoa merecer 

fcniiros oy ,qiie mayor 

dichalque mayor placer! 
D.CarLAy Leonor,fiyopud¡erít 

dex arce fcru ida, cree 

que no quedaras firuíendo^ 
Yo quedo,Carlos,mas bica 

que merezco, pues que foy 

tan deíUichadarnuger^ 

que no merez co de t i, 

que algún crédito me des. 
2). C»r/Xreyó alguno lo que oye, 

primero que lo quc-ve? , 
I.^d.Si,pues hizo thuK^D. l«.Mirad, 

queconcílremosnodeis . 

alguna forrpecha en caía^ . 
D.<j«r/; Qu:dpucdcdexar deha2er 

eftremos^ viendo á Leonor 

en eltragpdc Ifabcl? Vanji^^ 
G/»,Iiies^ podremos faiir?^ 
/«f j Jsío,qne eftá o al paíló- 
Gsn, P ues que hemos de hazcr^ 



O Calderón. 

que el huefped fe vayj; 
Gi». Quien esefte huefped? 
7»^/. Vh primo 

decafa,yobolueré 

afacaros:yfi cierra 

mi amo lapuerrij/ildreiS 

quandaya efté recogido, 

por eíTe balcon.Gi».Bal que? 
/Í7W. BalcoB.G/».Por no faltar yQ¿ 

aun no danf o el faltaren: 

IneSjdifponlo de fuerte, 

que yo falga por mi pie,; 

íiespofsible»^ 
D»D/>¿.De qualquíer^ 

fuer tclcrd í (pon, I ne*:^ 
G//í.Como tu yaeftás/eiior, 

enfcñado á que re dé.n, 

pienfasque el falir no es nada j 
/w/Xerrad Ja pueta^y no habléis; 
D..Oi/»^Quie fe v ió ei^ igual aprieto?; 
Gín, Yo tin que,ni para que» 
Inés, Gran cochibodaay en cafa,. 

quiora Dios: que pareen bien^ 

lORNADA SEGV^NDA^ 

Salen Don Car Jos- , y Fah'to^ 
1>. GíW.Eítacodo prcuenido?- 
i^^^. Ya la ropa, y las maletas 
rengo aparejadas, folo 
faka qüc las portas vengan.1 
D,G¿r/.MaS falca. 

D. GiW,Q.uG Don luán, 

que oy he de p?.rtirm e ícpa,; 

para q ae dé 1 ívic df ida .. 
Fjíb. Pi\es noíabeq oy te auíí nras^ 
D-U¿ir.Ño,ricl,ni Leo-oor lo.fabS, 

que acoche aun no teniaeita: 
. refohiciün*. 

iviA.Puespii^a auifarle.* 



Niuicalo] 

D,C4f/. Aguarda, efpera,. * * 
que él parece qu2 hi tenido 
de mi penfarnienco naeuas, 
pues á la pifada viene 
antescaíi qu¿ amanezca; 

Sale Oon Itan^ 
Tan de mafiana^Dou luán? 
pues que madrugada es efta? 

D. /«• Lo mifmo puedo deziros; 
donde vais con canea priefla? 

JD.CW. Anoche, quando bolui 
de vueñcacafa, en aquella 
pofada fupe que 
en V i naroz dos galeras ' 
de Italia, y perder no qiilero 
laocafionde irme con ellas: 
porque no yeo la hora 
de hazer de Leonor aurcrtcia,' 
que aunque yo por verla muero,' 
íTiuerQ también por no verla. 
Y y a q ae q ueda fcgura, , . 
tengo por la acción mas cuerda 
boluer á todo la cfpalda; 
y afsi^con.vueftra licencia, 
Don luanj^ienfo partir oy. 

J^Ju.Siyo, Don Carlos pudiera; 
6 con£cderla,ó negarla, 
íucramuy gran conueniencia 
de mi dolür,poder antes 
negarla^que concederla; 

D.Gjr/.Como? 

p./M,Como me importara 
deteneros en Valencia 
vnosdias,alma,y vida. 

D.Cjr/.Fabio. 

i''^'^. Señor. 

p . CiH. Quando vengan 
las poítasjdefpcdirásias.' 

VaJ^ Fabto» 
Vcd,Dó luao>con quanta príeíTa 
fon vadlros precepcoS|afices 
I 



orcscíerto^ 

que preceptosjohcdíenclas; 
que ay de naeuQ? 

D. /íi.Eftamos roIos?D.C<ir/,Si: 

D./Aí.Pues cerrad eíTa puerta. 

P.C^íf.Yalo efta;qcserto?DJ»tEfi 
vna.defdicha, vna pena 
tan grandc,Carlos,que folo 
vos podéis de mi faberla, 
como mi amigo,porque 
foy mitad del aliua vueílra; 
y como mi fang re Ciarlos, 
por fer en los dos la mefma; 
Mirad quaaco de vn día á otrof 
muda ii inconftancc rueda 
de la fortuna las cofas. 
Ayeí/cn vucftras tragedias 
venifteís de mi a valeros, 
y oy en lasjnías es fucrja 
que yo me valga de vos, 
ó quan villana! ó quan ncciá 
es mi défdicha,pu;;s cobra 
con tanca prieífa la deuda í 

D.Cj.Pefdeanoclieacáhuuo caufa; 
que á ti grade eftremo os mueua? 

p./«. Deípuesquc anoche falHleis 
de mi cafa^porquc en ella, 
ni vos quifiáeis quedaros, 
ni yo quifehazetos fuerza, 
y dcfpues,quc con ínftancias 
no dexafteis que viniera 
con vos, traté recogerme, 
y rcí;órriendo las puertas 
de mi caía,quc es en mi 
coílumbre,y no diligencia,' 
cnjniquarco me eneré, dond? 
mil iluiioncs diaerfas 
me dcfvelaron,de fuerte, 
que entre confufas ideas, 
apenasdormir queria, 
quando dcfper taua apenad; 
guan^gi oygOj^ ye(4^io §1 deairlol, 



DcDonPci 

que en \ ca madra de afuera 
vna vcntafflRe abria, 
préfumiendo que por ella 
alguna criada habliua, 
quife aucriguar quien era; 
abriendo íin hazer ruido 
de mi ventana la media; 
pues oyendo vna razón, 
6 tomando alguna feña, . 
fin eícandalo, podia 
poner en el daño enmienda J 

^ A nadie en la calle vi, 
con que caíi faci^fechas 
mis daJas,fe perfuadíeron 
á que el viento hazer pudiera 
el ruido, pero que poco 

' dura el bien , que yn trille pienfal 

•pues por eFbalconáeftc 
ticmp6 viquefedefcuelga 
yn homb re:acudi bola ndo 
á tomar v na eícopeta: 
y por prifa que me di, 
ya otro,y él dauan la buclta 
á la calle,á cuyo tiempo 
^erraron,porquc aun aq^dla^ 

tibia,ó fácil, ó vana 
imaginación íí quiera 
de quieran ladrones no 

nae qucdaíFc, viendo qiie eran 
cómplices del hurto iguales 
los que huyen.y el qtie cierra, 
quife arrojarme a eilps. 
Mas viendo con quanta pricfla, 
yventajaiban,hallé • 
queera inutii d4igenciár 
conocer quien era q'iife 
la que veítida,y dcfpforta 

1 aqufllas horaseíUpa, 

y abriendo, ay d«mii hpaerfa 
4e i«iqiiarto,eldif mi li«rmaoa» 
^ra4o halle de ounera^ 



Calderón. 

que llamar á él no era mas; 
pues todas en mi prefencia 
auian de alborotar fe, 
que equiuocando hs feñasj 
el Temblante de la culpa, 
ponerfele á la ÍB<ocencía, 
y aduertir para adela-nte, 
liendo la acción menos cuerda^ ' 
que hazc vn ofendidOjquafldo 
no eílá en términos la oícnfá,: 
darla á entender con dcí:iria,f 
paranofacisfacerla: í 
Yo no he de hazer en mi caft 
nouedád,delamánera 
que haíla aqui me vieron todoí|¡ 
me han de vei tan fin fofpQchá,, 
que haíla mi miímo ferablance 
fabré hazer que el color naieata]¡ 
pero para elle recato, 
tener vn amigo es fuerza; 
á fucra,íi eíloy yo en cafa; 
ó en cafa^íi eíloy yo fuera^ 
pues fi he de fiarme de otro; 
de quien con mayor certeza^ 
que de vós^que como dixe, 
íois mitad del alma meíma;^ 
y como deudo,y amigo 
os toca tanto mi afrenta: 
y afsi para aucriguarlo, 
oíd lo q¡ue mi pecho intenta;' 
Dentro de mi quorto yo 
terigo vnaquadra pcqucíía 
con libros,y con papdes, 
donde jamas falef^ó enrra 
criado alguno:aqui efcond¡do,¡ 
Don Carios,pcfb á la puerta 
llaman; Üiman dentro ¿ 
D.Gir/;í:fpeíád,q«iien es? 
iv/i.Yo toy,fchor,^bre apr¡efla¿ 
X).C<íP'/.Si yesque tengo cei:i[/ad<|¿ 
porque Habías? í 

c mi 



Nunca lo peor es cierto. 



Jj¿.Po^q"€ fepas 
vra grande nouf dad, 
deque importa darte qucnta* 

D.C^r, Que es? 

Fab Eftando defta cafa 
efperaiüiotc á ia puerta; 
llegó de camino el. padre 
de Leonor, á ver fi en ella 
pr^fida auia. D.Ci W,Qucdizcs? 

FaBX'O que he vifta,confídtra 
(\ es co£a para que ocuka 
vn leñante te la tenga, 
y mas auiendole dicho 
que íi,y apcadofe ai fuera; 
4onde te ha de ver íi fales. 

©.Ctf r/. Ay defdicha como eRa! 
r^n duda en mi feguimiento, 
y de í-eonor á Valencia 



vicne.D. /«.Conoceos él? 
D.f;^r/.Si. ^If- 
D./^.Pucs mira tu quando pueda 
íalír deaqueAeapofento, 
Don CarloSjíin que le vea, 
y auifa.F^¿. Agora podri, 
que él en el quarco fe entM, 
que le han dado^ 
D . /«.Pues íalgamos 
de aqui v na ve2,quc allá fuera 
veremos que hemos de hazcr. 
D.dr/»Salgamos,DwIuan aprieíTaJ 
D. /íi.Vamosá micafa>adondc 
yavesde losdosconuenieocia 
eílar en ella efcond ido* 
D . Cari, Que de temores me cercan.' 
D»/í#,Quedc cuy dados me afligen, 
D. caí Leonorloqme cueílas ! Vafe. 



SalenDoHa Bsatriz^fjilaií^ 
D«jSí<jíJnes,nadaní}e digas, 

que á masdolormi fentimíentoobligas¿ 
Ü^f/.Puesauiendo falidjo 

del empeño de anoche t an íin nrido^ 
que fin que en cafa nadie lo íinticra, 
i Don JDiego,y Gines echaiijios fupra; 
que es lo que aora te aflige? 
X>^BeafJTM dcmillanto mi pa6ion colige;; 
que importa que falíeííen 
fin que mi hermano, ni Ifabellos vieflen^ 
fi defpucs misdefvclos . ' 

quedaron fin ceaior^mas no (in zelos? 
viíle,Ines,cn tu vida, 
defyergucnja mayor,que la fingida^ 
confianjajy trtlleza 
con que á fígnificarme la fiaczaj, 
que aufente aüia tenido,. 
lleguDon Diego ?auieiklo yo fabída 
quanco leauiapaílado 
en Madridjtdc o tra dama eiUQnorado^ 
Jfetf *.E1 no nos oye agor»/ 
X a&ig05 el tedc bplu^^^ 



De Don Pedro CalJcrom 

^yjue queráis qoehíziera 
^fcB Madríd,que es el centro,y es la esfera 

decodalalinduray 

el aífeo, la gala.k hermoíura; 

vn Canallero mo^o, 

que le apunta el d ínero con el bo^ó; 

y cfta,quando mas ama; 

cÍBcueata y tancas leguas de fu dama: 

ya pagó fu pecado 

baftancementc en cas de acjuella mo^a; 
puefte que ñn venir de Zara¿09a 
vino defcalabrado: 

y aIsi,aunque amor en tu opinión le culpa^*" 
en la mía el aufencía le difculpa. 
D. BcAtJí^o fo n m is zelos^ no^tan poco fabio;^' 
que no fepan, I nes que los agrauios 
que tocan en el^fto,y no en la fama, 
tienen perdón en quien de veras ama: 
y fi verdad redigo, 
diera por verle difculpar connfiígo; 
no se lo que me diera, 

loca eftoy>«iüCfcacftoy./i»f/*Agaardaiefper3^ 
qu^fieííeestu defeo, 
yo te lo cumplirc,pucs nada creo, 
quecmbara^arnospuedc, . . 

que quando te entre á ver,y aquí fe qúed^j[ 
no ay ya que hazcr eftremos, 
pues que lacfcapatoria nos fabemos* 
D« Btáf^SiypcTQ no quiíiera, 

que mi amor tan rendido conociera,' 
1 nes^que imaginaíTc, 
queyo fobre mis quexast procuraífc; 
á fus difculpas laocaíion. /urx. A todo 
remedio &yS).BcatJDc que modo?/w/,Defte modpi- 
Yo le d¡ré,qu©cftas tan enojada, 
tan ofendída,y tan defefperada, 
que vna,y dociencas vezes mis has mandado, 
no admitiYyitpUiluyxjrj ni-ctQ^dp: 
mas que no obílant€,folo pot hazelle 
guño,mc he de acrcuer.D.5^4r. A que?/»//. A poncIRf 
donde te pueda hablar^cofl que coníigo 

Ca tm 



Nunca lo peores cierto. 

tres cofas . La v na,qiie él fe vea cont igOjJ 
la otr3,que tu rogarle no parezca, 
y la otra que el a mi me lo agradezcaJ 

P.Bítfí.Ines,yo eíloy 2clofa,cuerda eres, 
harto he d¡cho,haz tu allá lo que quifiercs; 
y en eftaparte mas no difairraiños,^ 
porque Ifabel no encienda lo que hablamos^ 
Sale Leonor convnasjhres envnafaluHla» 

Aqueftas fon fe ñera- 
Jas flores qdc mandaíle hazer^D.Rí^f. Agota 
guftojfabelyno tengo para nada > 
yo las veré defpues.if^.Que poco agrada 
quien fírue fin eflrell-av 

D. J5í¿if .Menosagrada qujeu amo íin ella,' Vafi^ 

Leon.Q^t es efto,Ines>quc tiene nueftra anaa? 

InesJaS^o es,ainiga^ebentar de dama: 
tiene vna hipocondría, 
con que de vna hora a otra cada áíx 
miidá mil pareceres: 

oye, vé,y calla,li agradarla quieres; Vafil 
TLeonM2íitooyff>,y harto vco^ 

y^arta caHotambícalocptlcíco;. 

para que ncciamentfe 

perfuadirme procuras aquí aufente 

de mi cafa,mi patria,y padre puedo 

péíder jamás i mi defdicba el miedo^ 

íi eílá tan cerca el daño,. 

que es locura aguardar eldefengano¿ 

y me pone tan lexos la efpíran^a, 

que es'locura perder lacoiifian9a^ 

Que importa la mudanza 

continua de loscÍ€los?(i dezía 

vno;que enfermode mi mal eñaüaf, 

ay triíledelqucfia 

& cura al tíeoipo! porque éxaminaua; 

que es medio,aunque fabio^tan incierto j 

que ya el mal auia muerto, 

quatido á curarle el nxc«Hi;o ItegaXijTj. 

mat andamil^para vno que (anaua^. 

quien^jamás Ú avrá viílo. 



tn tan miícro eftado, 
|^R|pnao yo íin auer, ay de mi ! dado 
• S&tíion i fortuna ton tirana, 
pues nunca fiie^ 

Saje Don luaní 
D./iy.Ifabel^que haze mi hermana? 
Leon.^Xi fu quarto,feñor,ó pena fuerte! 
eñá.D./íi.Pueshablaretedeotrafuerte; 
Tola e(lás;que hazias, Leonor bella? 
Lton*Lo que (iemprc,quexannede mi eñrella; 
has viftoá Garlos?D./»,Si, porque no fuera 
jufto.I/¿?/í.Qüe?D./«.Que fin verle fe partierál 
León. Luego ya fe ha partido/ 
D.IuSi Leonor^ Lson.^ln auerfe defpedidor 

de mi?que poco á fus finczasdeuo. 
I), /«.No Leonor con afedo agora nueu<^ 
dexes tu entendimiento 
fácilmente Ueuar del fent imicntoi 
yo eftoy en guarda tuya, 
ynofíncaufatudifcurfo arguya 
que de mi de&ndida, 
por ti he de auent urar honor^y vida.^ 
Leon.lAo dudo eíTa fineza 
de tu valor,tu fangre,y tu i^bíeza; 
y porqueCpís q,uanto,Don luan^fio 
det^hMl^i^pbleofrecimiento, 
puefto que el peclio mió, 
no cspofsible negarfe al fentimiento- 
damcj&ápr, licpnf ia- ^ , 
/ r para que en taiítapena,en dolor tanto;: 
me retire i llórar de tu prcfencia, 
que no es razon^que defcortes mi llanto¿ 
piprda á cus confianzas el decoro^ 
no llore y o,fabiendo tu q«e lloroi Vajt¡ 



3Df7íi.QueiCuerdamence dez ía 
aquel íabio,qu€cntre el ver 
pad«í?í?,y.cl padecer,-, 
ninguna diüancia a^ia: 
dixela,que fe auia ido 
CarloSjCjue encerrado ya* 

. i^cco de mi quarto eñá¿ 



porqueel,y yo Hemos queridíflb 
que nadie fepa cftegraue* 
empefíojporque enefeto,. 
ninguno guarda vn fccrcto; 
mejor que el que no lo fabc¿ 
í uera de que-eOando aquí 
fey elpadrede Leonor,. 



Nunca lo pe 

pararoios es mejor 
Cilios. 

Salí Don Carlos, 

D. Gir/. Eíhis kAo^DJu.Su 
que no encráraílcoiTipaiiado, 

i>. CarL Aneishablado á Leonor? 

DJu^^it Carlos, / de fu amor, 
y de fu vircwd aie han dado 
bafea n :e fat is tac io n 
fus iagriniás:ha íenrído 
peníar que os a leis partido 
ccn tan difcreta pafsion, 
q.íe he llegado á perfuadirme, 
que aunqijs^el indicio la culpa, 
que ellicÍlá,Carlos,íin culpad 

D,CArLVoQO cenéis que dezirine 
en eííb j pero aunque yo 
el defengañodefeo, 
mientras no lo toco,y veo,' 
tengo de creelle? 0,/í/.No. 

D. Car/. Luego hablar del escrror; 
fupueílo que en mis rezelos, 
han de ir borrando;? los zeloíí 
quanco pintare el amor; 
Dixifteis que auia venido 
fu padre? D./iei.No, quenoiiicra 
juíto qae mas la afligiera 
deloqueeftá.D.C^r/.Bié hafido; ~ 
y que mandareis á Fabio? 

D. /«.Que en la pofada efté,pucs 
ci conocido no es, 
para que leal, y íabio, 
liempre á la miraeiiuuíeire 
dei'padre,/ que procurafle 
penetrar quanto intentafl'e. 

Z).C¿ir;.Mediomuy friuolo es cflc, 
que claro es que él no dirá 
á nadie á lo que ha venido. 

jD./«.Con rodo ello, masqucrnido 
escüe? ' 



or es ciertó. 

Ruido dzra la pucr^^effd cerrada^ 

D. C<ir7.Ser cierto ya, 
Don Iuañ,el lance mayor 
que fuceder nos pudiera, 
quien fubepór la efcalera 
es el padre de Leohor, 

D./«.Quedizes? 

D. Cari. Que yo por eíla 
llaue le vi,y conocí. 

D. lu.El padre de Leonor? 

D.Carl.Sl. 

DJu.PvLQS retíraos aprieíTa 

vosa eíTa quadra,que yo 

á recibirle faldre, 

y lo que intenta fabre j 
D.dr/.DeteneoSjCÍTo no, 

que noes adonde Leonor,' 

y yo eílamos venir el 

lance tac poco ¿ruel, 

que permita mi valor 

dexaros. 

/«. Pues ficmpre os queda 

libre el paíTo á acción igual; 

no afiticipemos el mal, 

dexemosleque fuceda; 

efcuchemosle primero: 

retiraos.pues. 
D.Cür/.Sihare, 

pero ala mita cftare; 
BfconáefeDúnGarloSyabre la puerta 

Don íusnyy fali Don F^dro víej9 
de camino^ 
D.íu.A quienbufcais, Cauallerof 
D. Ptfá.Suplicoos que me digáis, 

pues por Cauallero os toca, 

honrarme^ Don luanKoca 

encafaefti. 
D. /K#.Que mandáis, 

que Don luán Roca foy? 
D.Pi. Que vueftros bracos mcileis; 



pues que V 
ferde mis 



DeDonPedr 

odeis 



0|fi|lopod' 



puerto,» cuyaWüB&nca 
todas mis pepas entrego^ 
quando á vueftra cafa llego 
a lograr V na efpcranyai 
feguro de que hade hallar 
mi infeliz tirana eílrelia, 
todoquantobufco eo ella; 
D.CarL Que mas fe ha de declarar^ 
D./.Sin duda que ya ha fabido, 
queDonCarlo^,y Leonor 
eftánaqui,yo feñor 
á mi fuerce agradecido 
cftoy,quando aísi me honráis; 
pero es fucr^ a padecer 
mil dudas,haftafabec 
quien fois, y que me mandáis; 
P^¿i.Sentaos>y quien foy, fcñor^ 
de aquefla (abréis primero^ 
luego Cabréis lo que efpero 
fiar de vueftro v alor» 
Z>. /«. Del Marques mi feñor es 

la cartajdudando cftoy . 
D.P^^á.Leed^fabreisdeilaquié foy^ 
y mi precenfion dcfpues, 

LeeD.lnan^ 
Elfefior dóPedro deLara,m¡ pa- 
riente, y amigo^ ya kt-M Ciudad cft 
íc§uimicntodeynhombre,dequien > 
importaa fu honor íacisfazerle , mi 
poca Qilud no me da lugar á aco^npa 
ñarlejpcí o fio,q dóde vos eft aia nole 
hará falta mi pcrfona-.y afsi ospido,. 
que fu ofciifa es mia,y fu íatisócioa 
corre por núcuéca.Diososgu;jrde.. 
ElMa.qucsdeDenÍ2. 
X)^iu. Lo que me eíci lue elMarques- 
mi feñor aupis^oido^ 
lo que yo reipondo a efto 
eSj^ue a^ui para _feruiros. 



O Calderón, 

me tenéis á todo trance; 
D.Ped. Guárdeos Dios,^ afsí lo ño 

de las noticias que traygo, 

y de las partes que miro 

en vos^n cuyo rcfguardo 

lblo,y íecreto he venido 

en confianza no mas 

de eífe carta, porque dixo 

el \Iarques,que en vos tendría 

mi honor valedor, y amigo,^ 

por muchas obligaciones 

que á fu cafa aueis tenido» 
p.Iu. Todas las confieflb,y todas 

veréis eq vueftro fei uició 

empleadas igualmente; 

pero para tito es preciííb, 

íaber feñor laocaíion 

que aValenciaos ha traidor 

apuremos de vna vez 

tndo el vencaoal peligro,- Aparti 
D.Ped,Yo lo diré, fi esque yo 

puedo acabarlo conmigoi 

noble foy, donIuan,^y fobre 

fer noble eíVoy ofendido^ 

mi enciriigoeftá en V alencm; 

tras él vengo^harco os he dkho» 
D./í*.Y yo lo he entendido toia 

t am bien ya como v osm i fm o,. 
D.Fed DifcretofoisjV aísi,íak> 

quiero quceftcis preueñido 

para quandoyo os auife 

deque de vos neccísito, 

D./«;.Efperad,qíie f^ika-mas»! 

D,PeáJDt^\áyC\^xz falca? 

i),/«*^Adueniros 

deque yo tengo en VaIcncíaL 
deudoSjparieiKcSjy amigos,, 
y afsi tin íaber quien es, 
pon Pedro, vueftro ecemigo; 
ni el Marques putde maudarme 

C0£|L 



ce: 

f5- 



Nunca lo peor es cierto^ 

y enrretlhom 



. .era mi a)i¿iio« 
I^.r/í*.!^- Ta. r-,ycordara 
haiiaoicp-. . -.^ 
y auAqot íca conrra mi^ 
usk 5gr¿a.;2Co, y eitírno, 
y par- que DO oextciios 
ci etcrupulo úidcciílo, 
qtjc tcríTis con vnDon Diego 
CcTitciias?!^ .y», ber conocido 
niio noinau 
D.F^ Luces 

aq uci cooTipcCidor mió: 
fcgun cfíbyacifcparo 
es ninguno. 
D,lu, Pitillo afirino* 
1^. /-^f.í^ucscftc vna nochejay triñc, 
con que dolor lo repico ! 
quedo por muerto en nni ca£a^ 
conque nopudomibrio 
íacistacerk^quc íucra 
villano rencor^indigno 
de mi valor, emplear 
en vn cadaucr los íil 
de mi vengaciuo azcro;- 
pero notan vengatiuo, 
que vida no diera muercoi 
a quien dicra niuertc viuo* 
Llegó juíhcia,y yo alce 
h mano ai laíLancemiímo, 
Ü vcDgan9as,y querellas: 
porque no fuera bien vifto, 
que ¿oiVíbrccomo yo tricara 
üc vcnijarfc por elcrico: 
cntic el alboroto huyo 
vna hija :ijia: al decirlo 
me eni tí a raja la fcrgucnja; 
mal aya el pr iinero que hizo 
ley t*nAJ¿urüía,paáo 
tan yil¿ umcío i>mpio^ 




vntaadeügu: 

como qne clte^f^ropio honoí 

fugeto al agerio arbittio! 

Hu% ó,digo,de m i caí», 
y aunque de aqucfíe delito 
fueren dos los agreflbres, 
áeíle con dos caufas figo. 
La primera^ue no sé 
dclotro,y afsi es prcclfo, 
que aqutl de quien sé príníero¿ 
prutue primero &1 caüigo¿ 
La íwguDda,que viniendo 

agora por el camino, 

-qus vn Cauallero venia 

Tecatado,y preuenido 
con v n criado,y vna dama; 
en mi poíada me han dicho; 

y por las feñasjcs ella, 

que auiendo él convalecido; 

y ella talcando,es mny fácil 

prefumir que fe ha valido 

déleníuftigary afsi 

en elle fegundo indicio^ 

mas irritado le bufeo, 

y masofladolefigo: 

y para que fe reparen 

las ruinas del edifício 

de mi honor,que eftá pcMr^'errá^ 

ó para que vengatiuo 

hag3,que aun eftas no queden; 

fin que los indicios viuos 

de mi pecho les abrafen: 

y pues m i agrauio os he dicho; 

y ya noay incónuenientc 

en ayudar mis diíigriios, 

deípues bolucrc i uufcaros; 

que aora de vos me retiro 

á hazer ocra diligencia^ 

de que os vendré á dar auifo 



De Don Pee 

no canco ^Ngw^Hoos masua 

2a carcü que os he tf a ido, 

qiiaaco por la obligación 

en que os pone autrme vifto: 

dar lagrimas á la cierra, 

y d ar al cielo fufpíros. Vafe, 
Sale V>dn Garlos, 
D.Cjy/.Qiiienenel mundo fe vio 

en lísdudasque me miro? 
l^.íu. Vatnds recorriendo, Carlos, 

lo qac nos ha fucedido, 
D, Cari. Vos cerieis en vueílra cafa 

a la dama de vn amigo. 
P./íí.Hija devnhombrc^queoy 

á valer ds mi fe vino, 
D.CarLEl amigo eftá también 

en viieílracafa efconJido^ 
D. ftí.Y a efedode quem*? ayude 

á vengac agrauíosmios. 
D.Car/.ELencmigo que aquel 

burc3,escaaibied mientaiígo; 
D.///.Y yode codos prendado, 

nasse á queme cennino; 
- de Lconor,porqueesínuger; 

de vos, porque ibis mí primo; 

por el Marquen, de Do;i l^edro; 

y demi honor, pormi mifaio; 

que pu^io hazer? 
D.C^íWilcfjlueros • 

a que el cieiupo ha de dc^zirlo, 

obrando en lt>slances,como 

fe vinieren faced ido*. 
P./».Pueí{iauemosde efperarlos. 

Gados, no ay que prcucnirlos, 

que ellos védran,y hafta entóceS| 

vos ea mi quarco efco ndido, 

íed de mi honor cencinelá, 

en canco que yo adre ido, 

haga ladsfecha fuera. 

||e €{ue fín cuidatio yiuo* 



ro Calderón. 

D C *r . P .1 3s a D iosrpía í oC3Sc íélos . 

D.íii.Pí Dios pues:c lelos diní fies. 

D.C.t/'/.Sacadiae de cantas penar; 

D. /¿í.Negadme á cancos peligros. 

Vafe cadi vno p^rft puerta yh. Car 
tosje cierra pord?der,rro yjalm 
V.Vie^o yG4nes. 

D.D/f^.Tuhasde ir. 

Gin.Yonohe de irj 

D.D.V^. Porque? 

G;>x.Porquclam3s (ingular 
razón que ay para anvlar, 
es tener quebrado vn pie. 

D. Oií/.V ligare Dios,q le notable 
eílásíG/«Í^Paracn:relosdas 
me acuerda el válgate Dios^ 
ci-rto cuenco ra^^onable. 
En vn P090 vn Port%gues 
cayo, al verlo dixovn hombre: 
Valgace Diosjy él de abaxo 
le refpondid : ya non pode; 
fácil es la aplicación, 
y a propcfito ht venido,' 
(i es lo míÉtioauer caido, 
d c V n po(^'0 ,que d c V n b a l c o n 

D.D;(f¿. Yo ca nbícn no íaltc, y no 
mehizedaño? 

G;« . P ues que qu ieres, 
íi cu quebrad izo no eres, 
y foyqucbradi9'jyo? 

D,D/?^. Tu poca mana conicnoí 

G/.;.Eilreno,Sۖor,dc pies, 
mal ) p4ca vno es, 
lo qwe pata ocro es buc no,; 
Con hi^mbrb, y canfancio vn dia 
á vnapofada llego 
cierco Fray le, preguntó 
á ]ahucfp<da,que auia 
que codScr?frvna g.iilina 
no mgco^ le dixo ella, 
nadaaysquien podrá cciiKlIa; 

D rcT. 



Nunca lo pe 

rcfp:>niíio con gran mohína, 

tierna cOatJ, replico 
labuclpcda.porqueyo 
vnfccrítofmguiar 
ccn c,uc fe ab]:.pde,y cogiendo 
la poUí^qi- viua cflaua, 
vio que los pies íc nuemaua, 
con que a nueílro Roaerendo 
muy blanda le pareció: 
y aúqwe el hambre pudo hazeUo> 
at i ibuy endolo á aquello, 
enlacamafeícoPió. 
Eflaua la cama dura, \^ 
tanto ,qae k te nia inquieto, 
yelcaycnJoenel fecrcto, 
pegarla á los pies procura 
l_aÍaz;dho,al ver la llama» 
ía hucfpeda: Padr«,quc es 
cílo?)' éldixo; mueftrama, 
quenu) a la cama los pies, 
porque fe ablafid;^ U cama, 
afsi no ce de mohína, 
quecnlosdos no haga el fecrcto 
fuefcao,puesencfeto 
tuerespaja^y yo gallina. 
D. Dieg.Vov mas q cu voz me diga, 
no has de efcupaf ce,G¡ncs, 
de ir a ver á Ines.GmJncs 
Bo es vna fiera enemiga, 
c]<ie anoche con mil rigores, 
tras ccncrnosi vnnocoQ, 
DOS vazió por vübakoo, 

fin como feruidores, 
yo fuyo,y tu de fu ama; . 
pues V iue Dios dt vcUa 
ctvni vida-D./J/r^AntcsporcUa 
f'2Ancgur6vida,y fama ^ 
de Beatriz »y agradecido 
deuoalafinezafer. 
N^Jo aoiqueaunagr^áícft 



ir es zlcíio. 

r,( puecíc vn honr brc caído* 
Dreg.^a es i^^le tu eftrafte^a; 
G/».PL;tsno qniércsque me enoje, 
S^ncrifi k los dos nos coxe 
tu a:t)or de pies a cabe5:í. (iré,' 
D.D/.Pormi hasdeiríiHá» GL Yo 
|>crf> por part ido tomo (mo? 
tr aeree raal dcfpacho.D.D/.Coj 
Gm,Como voy con muy mal pie. 

Dieg.Ea elia efquina te cfpero* 
G/w. Poco cecdras que efperar 
fi "blo á Inés hasdc hablar. 

D.Dfí^. Porque? 

G/w. Porque á loque infiero, 
dd crage,el bao, y el calle 
esella la que filió 
de fu cafa.D. D/>j.Ella cs,y no 
quificra hablarla en la calles 
düa que en cftc porcal ^ 
eftoy ,que fe llegue aquí. 
Sah ína tapada. 

/f ^/«Defde la ventana vi 
á Don D iego'.y aunque « tal 
mi temor, le hablare, pues 
fiada tn la induílria mia, 
m i ama echadiza me embia. 

G/«.Qa« {na por ta traidora Iñcs 
lo tapadillo^fiel brío 
vá diiicndo á v02Cs,quecrc8 
col ,y flor de las mugares* 

JniJ . Que es áqueño CUnes toixA 

G/ff.£(loescoxear. 

i»#j.Yaloveo, 

perodéque achaqneeé? 

QinJDt vn achaque tayo) Iim. 

//í¿'j.Micntecotno»vn cogiféo» 

Gi».Mi achaque hietubalcoo, 
luego claramente arguyo, 
que c^ mi achaque achaque tuyo* 

ArnNegára lacoDcluúcn 

á no i&cftcasde Violaste 

. . .. .. 



De Don Pee 

i vn rccad©,y no quimera 
que co ncigo híiblar me viera 
nadie de cafa. 
Gin.Al ínRance 

q uc ce h able m í feñor 

cu efta parce ao ma$, 

vnapalabra,ce irás. 
/»^/. Aqueífó íuera peor, 
qucfimiamafupiera 

que te h2blaua,n[ie mataraJ 
Z).¿/>,g. Porque Inés? 
/iWí/.Porque es Un rara 

fu colera; y es can fiera 

la ira que Cíencíoncigo, 

que no tomar me hi mandado 

papel cuyo, recado. 
D«Í>i¿;^.Pucs ínes , taocd caftígo 

para quie n la adora? /r?//. Darte 

qniíiera aora. D. Dteg, Porq? di. 
/«//. Parque no adores aquí, 

y ofrezcas en otta parce. 
Qírh>Si ceflá la indignación, 

con áezir los enojados, 

mandare á quacrocr indos 

que os echen por vji balconj 

Y cUacofl mandarlo a vna 

foIa<iriada,no3echó 

tanálaJetfa^uey<> 

voy cogiendo nii foctunai 

que mas quiere? 
JD,.£)i#i;Tutaaibieo 

eres, lueSjConcra m¡? 
/u//.E^lo,quc ce digo aquí 

se^lU disírapr mas bien, 

que íabe Dios G f«f cueáa 

masd&do^peíiarcsya • 

difci^parce. 
D.D/^^-Pu«ficft4 

canco.en oil fauor dirpucfta 

tu voluntad>hae,lnes, 

peíalo \6aiañante yclla 



ro CalJeroñ. 

pueda \oJius. En elío eO J ella. 

Z). Dieg.Y Hade mi>defpues 
defto que agora redi 
mi amor, la fatísíacjon. 
DaJeviiholJiHo, 

lnes,Vzxi mí efcufadas foin 
cftas cofas G;»,Claro eftá; 

J%is,X porque veas que tengo 
gana deftruirce^hare 
vn acaíbiyodirc 
que y a d^í recado vengo, 
y pues cropfe^a á cerrai: 
la noche,y mi amo eftá fuera,' 
tuá fylo que yo enere efp^ra, 
que dexandotBc al entrar |Ineá 
la puerca abierca, D. Dif¿* Ay^ 
oy ííueva vida cn^ das, 

/flí/.Eocrarce tras mi podrás, 
y obre fortuna defpues, 

Z).£>//¿.Diaes¿¿ín,y yo tefigo^ 

Qtn . Ay, I nes,la que te q^uiero ! 

Inei^ H ab¿a b uílcd ,C auallero, 
con la joyuela conmigo? 

Gin, Con quien quifícres qu^ fea; 
mas ponle a mi parce nombre. 

Quita, que yo no hablo áhóbre 
que le de que pie cojea. P'j/I 

jP. 0<^.Sigu3me»Gines.Gi».Yp? 

D, DugS\.G$n.Aáo.nát> 

D.Di^^Conmigo ven. 

G//>.EÍQ¡abio me ]Icue,amen, 
fi yo pallaré de aquij 
quém^ quieres encerradg? 
f] es pc/r ialcar vno mas, 
eq laca lie me hallarás, 
y haz cueüca que ya he falcado. 

JD./}i^.EíTe cemor oic ha aducrcido," 
que irmeíolo es lo m^jor. f^ajl 

Gi ;,£s muy cuerdo efte cemor, 
y haz quenta que ya he partid 
do. V^fe: 



Nunca lo peor cierto. 

Sdkn B:atriz y L:onor. . Sale Den Vie^o: 



D . 5 í .'.H a z e jicc nder V ñas luces, 
If.ibdjcticíTj quadra 
efpcra,en pnco qne yo 
dclalaiDorenfacbda 
msdiuierco en cila reja 
vnruCO. 

LrC'í.Hare lo que mandas: 
MaIoesreruír,f peor 
ferüir condeíconfianja: 
recarandofe de mi 
ficíiipie Beatriz, V Inés andan,; 
vnafal:ofaera,yotra 
aq u ■ d sue de e r^erarl a: 
Qviiero dar lugar, pues sé 
en que eftos fuereros paran, 
2 ci:ehablcn,ya me acuerdo 
qu:indo folia en mi cafa 
tener elmifaio recato, 
y lamirma confiarla 
de vnas,y de otrasjquecntónccs 
meferuian-.baftájbafta- 
ir.emoría,y.pu€s aora firues, 
Leonor oye,mira,y calla. 
Sale Inés, 

Ims.Ko ¿ i' as que me he tardado. 

D.Be^t.Vo^ fabcr io que re palíi 
ton Don Diego, eftóy Inés, 
efpei'ando en Ctla fal^ 
Que ha auido? 

i/;í/.Qi^e mí papel 

no ha echado a perder la traza, 
tras mi vicne,fin que encienda 
que tu, Señoraje llamas; 
no ay finohazcr aorael tuyo, 
moítrandotemuy ayrada, 
y conmigo la primera. 

D . Bea f . l nes, m ir a q uien a»daua 
ay tuera. 

/«^/•Ayíeáora,vn hombre. 



P.Di^J^.Qaísn a^us plantas 
heniiofa Bjacriz ofiecc 
V na 3 y mii -vezes el alma . 

Y o, Señora, 
< la puerta dexc cccr.'ída^ 

D.i?/.Miéccs,q eíla es craício tuya; 
no has de eftár vn hora en caía. 

D. D;<f^. Para que.riñesá loes, 
BcatriZjfí yo foy lacaufa 
de ru enojo,enmi tus fras 
fe rGmpan,y fe deshagan, 
que yo no quiero mas premios 
* qre folo darte verga as. 

D.^vM^.SíñorD. Diego, biencftas 
demaíias^efcufadas 
piKlieraií eílár,fabiendo 
que no es oy vna eípcranfa 
pa ra conm igó h npofsible. 

D. D;>^. Siepr£ lo fiic,que mis anfiaS 
nunca, Bea t r i z , p i eí umier o n 
que mer-vcieílen lograrla. 

D.¿w^j/»Si,mas nuncamenoscjof; 

D.D/f^ Porque? 

D. Porque es muy Contraria 
política del amor, 
que merezca quien a^rauia. 

D.Di/^.Difculpareíldforpedia 
precedo. D.^/áí, Mal difculparU 
podréis. D.D/>^.Qucxa biea, 

Don Diego, 
la hora es muy auenturada, * 
aqueíía puerta eftá abierta, 
muy d¿fpuella mi dergíacia; . 
i ios, no queráis perderme.. 

D.D;í'¿.Dedos lu€rt€s> 
yaque alcan9a 
eña ocafion mi defeo, 
fio tengo de defpreciar Uj 



De Don Pedí 

en oyéndome me írc, 
P, J5<fá^.Tnes»eíTa puerM guarda, 

ya que es fuerza que lo oyga, 

á prcc io de que fe va ya . 
D.D//¿.Yo falijBcatriz hermofa, 

de Valencia. 

Sali Inés» 
Inés* Aydefdichada. 
D.5<f4ílQu€€seííb? 
/«^/•Mi feí>or V iene. 
0.5?jf,Trifledemi. 
/;7f/.Ea»que aguardas, 

del apofejito de anoche 

oy el (agrado nos /alga. 
D.Ditj.Qiic defdichado qu3 ha (ido 

f c>ípremiaiñor. tJcondeU. 
P.S^áf, Que tirana 

ha íido íiempre ni i eftrella; 
Jnes.Q^ te turbas,y defmayas,' 

no temas,que mi (etíor 

no trae recelo de riada, 

pues entra en fuquarto ante$ 
^ que en el tuyo. 
t>.B*at.hy Inesquanta 

es mi pena! 

, , Se/e Carlás.y Don luán: 

p./«¿>;j.Yo venia 

Cirlos,cocnodjgo a.cafa, ^ 
quandoviquevn hombreen ella 
c ntr ó, ea la cálleme aguarda, 
y P9F ventana, fíi puerta 
dexcs q ue n i ngu no hl^A 

D.C¿r/<Eaira,y fiaqueíegurasr 

yr tieaes Don luán las c(palda$. . ; 

t),lujfi Bciti iz, 

D-///.Qpehazías? 

p.Beai, Aclui con Inés cñaua^ 

r./íí.Eííá bien* 

pUíí^tf, Aoued^d^qu^oimijcafil^. , 




O Caídcroné 

entre yo donde quiGere? 
Beat.No lo es,pero Ci4rañoJ 
D./«. Aparta.' 

D . Beaí. El modo de hablarme; 
D- lu. Qpkz de delante. 
D. .Pena eikaña. 

DonDiego aipano,- 
P.D/írf. A z ¡3 eik apofe nto viene,' 

falida tiene a otra quadraj 

quiero ver íi mas feguro 

hig;ir mis re zelos hallan; 
'p.///.Deftaíi:ertc falirpienfo i 

de vna vez dedndas tantas. 

Entra tras slfaeando la tfpadáA 
'D,Beat.Vd.rz enerar al apofencoí 

ay de mi. Ja efpada faca. 
Muertes de hóbres ha de aucr, 
D.jB^^íf.lncs la fuerte eftá echada. 
Inés rfY echada a perder, leáora . 
D . Be a í . S i n V id a c ft oy , y í; ft ala la^ 
7?;^ j.Pucsqualquíeraddl^ es 

importa ntifeimá alhaj a, 

huyamos, 
p. J5/f jr. Aun pa/a huir 

rlicnto,y valor me falra: 
/rtf/.Don Diego del apofen'-Oi . 

íalio.pucs que iitrie halla 

en él. 

Lfons/f dentro. 
León, Ay de mi, infeliz:! (dm 
D * BeAt , Pafiádo de quadra en qua- 
diO donde eitaua Ifabtl 
ella de verle k efpanca, 
y hayendo dei luíU aqui 
vicnc,áefte hdo te aparta; 
Sdle LeQnór tqn luz, , y Ven Diegó 
tras elkt» 

Hombre quemrsme pareces 
fcUi bra, ilufion^íi fa nraiHía, 
que iite^-quie^ts^No b aRó 

el 



Nunca lo peor es cierto, 

el cchirinc de mí <:¿íj, que íi.que ce «fta la dama, 

lino cambirn de la agcn'i? 
D.Die^.Md^Qi 4 nia«j me retratas, 
finrafnia,ilnííon,ó fombra, 



ni is defd ichas no me bailan, 
linolasqu4tumc ¿nades, 
pues fegiinda vct me matas? 
pero no, pues oy. 

Sais Don luán, y conócele • 

aunqccel centro en fus entrañas 
teefconda pedrás, Don Diego* 

I>.D/.Dcrened,D6?uan,la efpada, 
que aunque vueftrai cafa efiá 
cji eíla parte agrauiada, 
tío vueftro hofior, y íi puedo 
íatistazer ccn palabras 
alempeúo, mejores* 
Pues es cofa aueríguada, 
ique es la vcnganja mejor, 
no auer mcneíler vcn^^an^a. 

D./í/.Don Diego Centellases, 
con Leonor eftá aquí hallanj 
mis fofp^chas el insjoc 
d<:fengaño;a!bric¡asaIma, 
que aunque ella es defgrocÍ3,es 
mas col?ral)lcdef¿cacia* 

D.ií^J^.Sufpenfo el az-ro alvcrte 
fe qued6,oye b que hiblan. 

D.Dteg.YoDó luá amé en laCorce 
á L :onor,que es eíla dama: 
en cuy a cafa y na roche 
iTic fucedió vna defgracía: 
vine á Vaknci3,y teniendo 
jftoticia,qu: en vucftra cafa 
eílaua. Lcono.Ky de mi! 

LMi€¿ Efta noche 
me he atreuido áentrar a ablarla* 

D.Beai. Que buena difculpa, Incs^ 
fi Ifabel con forma ra 
cwQ ella;ha¿ leñas qu^dig^ 



Hézekfefhis. 
Lefjrj. Don 1 qnáto aquí has oíd6 
es vcrdad^DoG Diegó es caufa 
de mi fortuna, y por quiea 
deíkrrada de mi purria, 
líe m i padre aborrecida, 
de mi efpofo dcfpreciada, 
en elle eftadOjefte tragc, 
viuo ííruiendo átu hermanaj 
Inés» La fena entendió. 
Beat. Y lo ñngc 

can biert.que aun amimeeBgaáa. 
Leo, Pero diga el 1¡ y o aqui, 

ni allá le d?. 
D. íu. CaU3,c?Ua. LeO.Octóotu 
jD./í/.No tedifculpes: 

ay muger mas defgracía Jai 
ínes ¿yíiKho la deues,fN.áDra, 
pues fe culpa por tu caufa, 
Beat, Solo que lo aya creido 

mi herma. lOífs lo que nos falt^' 
DM.Q^c h^té,q aunque eftéfegurQ^ 
y O; que lo-cílc Carlos falta* 
Sale Don Garlor. 
D,Car{. Auienio ep la calle oido 
jruiJo acá dentro^e efpadas, 
dexo la puerca,y á aliarme 
vengo, D jn Iuan,mas lasarmas. 
tienen fufpenías los dos, 
defde aqui oyre lo que tratan, 
que quizás ferá fu honor 
coRuenientiaá la deígracía^ 
D.Dte¿,Eliz es vueílra of¿fa,y fae$ 
á fer agrauio no pafla, 
mirad (i os eílará bien, 
ó remitirla,© vengarla. 
D. /.Don Diego, vueí^rasdi&ulpi» 
conuíenen con feñas varias, 
que yo tengo de Leonor. 

9 ^ 



DcDcnPec 

A tconornombrójy D.Diego. 
DJtí.Ptro vnaprcgucta falca; 

es cita la pt imer noche 

qaqaiaueis entra Jo a hablarla? 
l>.Díir^;Malicia traela pregunta: 

poríi.óporno, hedefaluarla: 

no,que anoche entré por cíTa 

puerta,y por eíTa ventana 

íalí;fabida la culpa, 

que joiporca la circunftancia? 
D,fo. Importa mas^penfais. (ran 
D.dr/.Cotramies cócra quien pá; 

ios zelos de Don Iuan,cjclos. 
D,Beat^Yz quQ lo ha creido,falga 

yo agoraiPues ten de rai, 

Don Iuan,la defconfian^a, 

Y mira lo que me cmbía, 

para fcruirmc tu dama, 

perdona amíga,y proíigue. 
Leon^, No enriendo lo q me mádas. 
D. /«.No es tiempo de eflo^Bearriz, 

puesaunquc con fcñas tantas 

me fatisfaga Don Diego, 

cftar Leonor en mi cafa 

por orden de qeüen á ella 

la embiójá mi no me faca 

de la ob.h'gacion en que 
, me pone mi flagre hidalga: 

y afsí,aunquepor ella vcnga^ 

ynoforti,clIómebaíU 

para que c3 acreuioíiento 
1EaftÍ5¿iieyoi, 
D.Car. Aqiicfla inftancia, 

pues me toca a oii el fcnrirla, 

también me roca H rengarla, 
£f<?/7¿?.Quei^iro?Carlos aqui? 

eíio k>k>.fítc íaltaua, 
J).D/.Pucs quien fois vo^,4<jucrejs 

tomar aora la demandá? 
J>.CMr/. Bien pudierais conaccrmt^ 
^ue razones ceAei&harta$; 



¡ro Calderón. 

yo foy aquel que os íÍcxS 
por muerto,y agora trata 
acabar lo que empegado 
dexó entonces. 
Pe na eft r aña] 

D. Dhg. Antes pienfo' que vcnis 
á que yo tome venganza 
oy dctodo.D./n. A vueílro iado^ 
CarloSjeftoy. 

D. Die¿.No me efpanta 
la vemaja de losdos. 

Gin. Aqui fcn las cuchiliadas,' 

entrad todos. 
'iodos. Qutí es aqueflo^ 

Apagare ¡a Ittz y riñen d efcuras*^ 
D. nes,eflas luzes mata, 

porii podemos afsi 

efcufar defdichas tantas* 
Gin.^záv^ tire eñando á efcuras.' 
-D. íu.Vcá todos que efta es mi ca&¿ 
G/.Encienda vuftc vna luz, 

y loveran.LfOWí?. Qucdefgracial 
D.D^íg;. La puerta hallé; Eilo nocs 

boluer al ric fgo la cara^ 

fino fiar á mejor 

ocaíion mis tf^>eran9aff. Faje; 
D. ^díi A m i q uart o me r etiro 

llena de confufas antias. Va/¿. 
/«.Tá buena haziéda hemos hccho^ 

ique de puro bucna,es mala. Vaji-^ 
G/>3.Seííor,dond£cílás? que ya 

el cirujano te aguarda. 
D. CanL Muere traydor. 
Gíw.Muertofoy, • 

que mandarlo vuftedbaña; * 
el 'diablc que mas efpere 
á que de veras lo haga n. Vaft^ 
f^.Muerto eltá vno,pürfi viene 
jufticia,deaqucft3 cafa 
Calgamos^^hiiyamos codos. Vanjíi 



Nunca lo p( 

01a,^c/.-í vnasluzeslaca, 
mis yjo per días ir c. Vafei 

Lecm.D^ co n £úQ,y de turbada, 
tropezando en mis defdkhas, 
de aqi;i no mueuo las plantas: 

D,Carl. El pucfto he de Mentar, 
que aunque nento que fe vayan 
todcs.no kede táltar yo 
de donde faquc U efpada. 

S^Ie Don Juan ccn luzí 

DJu, Ya ay luz aquí. 

Xtf ¿> . C a r los t e n t e. 

D. /«.Solos los dos? 

D, Cari. Que os efpa nta? 
porque íiyo a mi enemigo 
no puedo boluer la cfpalda, 
haliandonic con Leonor, 
con mi enemigo me hallas; 
. pero enemigo de quien 
la V ¡doria es huir. 

D.//^.Agu¿-da, 

Z). C4r . Dexame, que en feg^ilmieto 
decímetro huyendo,^ eíle falga. 

D íu.Ys, no ay tras quien. 

Xf<?w^iu lea pudiera 

rargarfe el pecho,y que hablarJl 
el coraron con acciones, 
y no h vez con palabras] 

D.CV/. Fujra el corafon también, 
traydor,quc fer tuyo bafta, 

I,^<7»?,Füera le2l,por fer mió, 

1) . Ca r/ , B ien L 11 a nce 1 o dec lar a,; 
iijuc acabo de ver^ ay fiera! 
df^iuiar.o coníldcraras 
Ls fi nezig que m» deues, 
connderaras quceftauas 
en cafa de Dow luán. Leom.Vazs 
que culpas co.ncrr mi hallas 
en las iucuras de y n hoaibre? 



ores cierto^ 

C. Ni .1 5? utia. ahofremos.dcmádasJ 
y refpuen^s: Pr imo amigo, 
puescan facilmenteacaba 
para ti aquella ocafion, 
que detuuo mi jornada, 
quanto infeliz p3ra mi: 
A Dio? ,queaqnque con infamia; 
Liga de Valecciaiesfuerjá 
que de lia efta noche faJga, 
Diga mi enemigo q ue huyo, 
que no quiero honor, ni fauia: 
' a eiTa muger^porque ch fin 
la quife bicn^te laeacarga 
mi ámiftadjno para que 
la tengas mas en tu cafa, 
fino para que la de xes 
que en cas de Don Diego váya; 
él la gozará dichofo, 
y ell4guftola:mas nada 
<iigo,á Dios Don luán» 

i-^(>»tf.Ay cielos! 
efpera Carlos. 

D.Ciir/. Que aun hablas? 

D. Cir/. No profigas. 

Leono,Qi\caquL 

D. CarL No me digas nada: 

Ltfí?.Na,pues,yo,íi,hablar nopuedo¿ 
vift4i,y aliento me filcan, 
lefusmilvezcs! D./.Cayó 
en mis bracos de&nayada. 

V^Carl. TeolijDó luá: ay LeonóíJ 
que te adoro,aunqiic rae matas, 
y es muy diíünto ¿bntir 
tu traycion,que tu dcfgracia. 

D. /». En lagthnas,y gemidos 
fe le han buelto las palabras; 
cfpcr ad,C arlos, á que 
enere al quarcode mi hermana 
COR clla«D.Gar/.Si DonTuan,íd¿ 
algún remedio & it haga^ 



DcDonPei 

mas dexalda-que fe muera, 

pues para otro amor fe guarda» 
Z). Aí.Defpiics veremos los dos 

lo que hemos de hazer. 
Entrala Don luán. 
D.dr/.Malaya 

rendimiento tan poftrado/ 

pafsion tan aua^allada^ 

afedo tan abatido, 

y voluntad tan poárada; 

i mas quexas,mas amor; 

a ntas agraúios,mas aníias; 

a mas traycion,mas firmeza: 

mas que me adm¡ra,y efpanta, 

que quien no ama los defetos, 

lio puede ákzit que ama, 

JORNADA TERCERA. 

Salen Don Cario s .j^Von luan^ 

D.C.BoJuió del dcfmayo?D. A. SI; 
pero boluió de manera, 
que pienfo que mejor fuera 
m Juer buelro* 

D.GsW.Comoafej? 

2>./<^.Gomo al inflante que allí 
reft auró el pyr^id o aliento, 
fue can grande el fentimiento 
quede cencrkha tenido, 
que i vn tiempo cobro el fentido, 
y perdió el entendimiento, 
fegun loseftrcmos fon 
que hafz« conf jía,y turbada, 

2>.C'ar/.Quedize? 

J[>./«.ilu[c es dcfdichada, 
fin oirliítu razoo. 

D.CíW.Omalayami pafsion! 

l>.Ytf.Vosqueaucis determinado? 

2)«C4r/.Düs cofá% he imaginado, 
y foio Don Iuan,quifiera 
j^uc nadie me las oyera 



ro Calderón. 

fin eílar enamorado; 
Queréis que osdiga,Don luán, 
fobre tantas confufioncs, 
fantafias,y ilufiones, 
como a mi vienen,y ván, 
quales fon lasque me dan 
mas gufto quando las toco,' 
quales las que me prouoco 
mas executarhs?D. /«.Si. 

D . CarLNo os aueis de reír de m!,' 
pues coníieflo que eftoy loco. 
Si en efte eftado pud íéra 
yo confeguir que á Leonor, 
todo fu perdido honor 
Don Di^go fatisFaciera, 
que honrada, y en paz boluier^ 
con fu padre a fu lugar, 
fuera la mas lingular 
veftgar.ca,ya cftair.uger 
la labré hazer vn placer, 
quando ella efpera vn pefar; 
Leonor eftá enamorada, 
Don Diego lo eílá también; 
digalo'el lancejpues bien, 
que pierdo yó?todo,y nada: 
y afsi en pena tan ayrada, 
como tefigo, y he tenido, 
íoio eíte me ha parecido 
quedefptcarme fabrá; 
ganemos á Leonoi:,ya 
que a Leonor hemos perdidos 

D. /».£s vucftra r efoJ u . io n 
can honrada cómo vueftra, 
y bien en fu cfeAo mueílra 
ferhija de vna pa&ion 
can noble. D. Ca. Pues a fu accío; 
quemedio,D. luar |p:>ndren)os? 

D. lu.Ho séjporque íi ^ueiémos 
á Don Diego hablar y o,y vos^' 
por lo miimo que los dos 
el cafamicnco tracemos, 

S €1 



Nunca lo p< 

il no lo hará .que no íucra 
.juico que vr< hr>inbre otorgara, 
por mas qu? él lo defcira» 
lo que el i^alan le pidiera 
defudamaidemancra, 
que oi;ra perfona ha de auer. 

D . Ca rl. Pues lo que fe puede haicr 
es, que á fu padre digáis, 
corne a Leonor ociílcais, 
y éi lo pocrá difponcr. 

X),)¿#. Tiene cfib vninconuenicnte. 

D. lu. £1 empeño de los dos, 

fuera de que entonces vos 

no hazeis la acción. 
X).Qarl, Cucrdaiiicntc 

dezis^quicnavráque intente 

cfla|?laricamouci? 
D, íuXá yo sé quien ha de fcr: 

veréis que todo io allana* 
D.Gir/.Quien? 

P.7«.Doña Beatriz mihcrmana^ 

que es enefeto niuger,^ 

co lí quienjo vno no a vri 

du^lo en la propoficion, 

y lo otro es dculda acción 

fuy a el honrará quien ya- 

dcntro 4^ fu cafaeiiá 

declarada por quienes» 
D.C4''/.Bien pe núis. 
D. /«*Eícondeos,pues, 

mientras yo á tratallo llego; 
D.Cjr(.Yo,porque? 
D./j^.PVque Don Diego, 

ni el p rdt c os vea haíla defpucs g 
I>.Gir/.Yo cfcona^rme? 
D./i^,Esd:sh^zer 

tuda misflraprcteníion. 
pX4^/-Yolo ha c,coftcop4icíoo^ 

que nad<e lo ha de íaber^ 



or es cierto. 

D.C:í/'»Pa;:b id c6 Diosiay L^onMs; 
i^aantodcucsá mi amor, 
pues te da ñera homicida, 
íobrevri ag-auio lavida, 
fóbre otro ag^auioel honor. 
Efcondcjc^y cterra for de deníro^^ 

D . /« . b i á c o n fegu ir cfto llego, 
á nadie lecilá mejor, , 
pues qudo bien con Leonor, 
con íu padre, y con Don Diego,' 
y vengo á mirarme luego 
iin el.empeño á que he cílado 
por Don Carlos obligado, 
y afsi tengo de esforzar 
ella accíon,haíla quedar 
guftüfo,y defcngañado. 
Sale Doña Beatriz. 

D. Bí4^. Eíla Don Carlosaquí? 

D./w.No Beatriz. 

D.i5^J^Puesyoa cuquarto 
íólo á bufcarle venia. 

D • lu, Quando le dio aquel defnuyo 
á Lcopor,ledexéaqui, 
y aquí al boluer no le hallo, 
ni aú mi hermana ha de péfar, Ap\ 
que fe ha efcondido Don Carlos.^ 

D . Be a S in duda eme fu valor 
tra^ Don Diego lefia licuado. . 

D.-/».Yo por Híífabcr adonde 
haiiark podré,DO Caigo 
tras él;mas tu que le quieres? 

D. /^.Dezitle,DoDluan,qquandp 
por^a^mante^y por rendido 
no focííe^por corteíano,. ^ 
y cauallér^i ^"Hí^íH' 
de fu dama^que ííorando 
cfiá, laftima.O./a. Qvc dize? 

H.SSf Que co folo haUar aCarlos; 
copfu^io pendra. D.//#J?ae4 üctv 
noeftá aqui,y'folos eitamos, 
y na cofa icu cordura , 

te 



De Don Pedro Calderón, 



he de fiar,Beatriz. D.5if j.Harto 

fcraqncfrcsdcmí 

Bada.porqiic quien teha dado 

o<ía(ion,para que della 

dcfconíies , Don Juan , tanto, 

que prefumas que ha podido 

ocaílonar el cuydado 

con que anoche cntrafteen cafa, 
• parece que es nfiuy contrario 

que fies o^ defconfies 

i vnmiímo tiempo. 
D./r/.Efcufado 

fera,BeatrÍ2,quc yo haga 
de eíTe fehtimiento cafo, 
labiendo tuquanto eílimo 
tu virtud, y tu recato; 
y en fin,tufola Beatriz 
podras oy de r iefgos ta ntos, 
como amenazan las vidas , 
de Don Dicgo^y de Don éáfl3^ 
yaunlamiajpuescsfiierja ' 
. hallarme en el duelo de ambos, 
librarnos. 
J), J5/4í.Yo, de que fuerte? 
X>./»,pcfta fuertc,oye,y fabraslo: 
Yo intento, por fer quie n es 
Leonor,cuydardel amparo 
de fu honor^y fu op jnioñs 
pero íi llego á tratarlo 
• yo con Don D iego,no sé 
lo qne hará , y es empeñarnos, 
para auer de confeguirlo, 
aucr de IJegar á hablado; 
•y a&i á.t¡,B-«rjz,tetoca, 
que a las mugeres es dado 
tratarlo con fuaues íTiediós,:^^^ ^ví: 
no á nofotros,y mas qúabáo *« h 
íirtwger c0á en tu cafa^ ^ ^ ' ' 
ycon tuprimo,ytuhermajlo '. 
compi;ehendidoscn eJ riefgo, 
f a^Eonesqiieme la bandado ^ 



paraque líafnes.D.5f Jf . A quie?- 

D. ítt. /\ Don Diego, y procura ndo 
darle á entcnder,quanto efta 
ofendido tu recato, 
de que á tu cafa fe acreua; 
proponer le,que pues tantos 
peligros dcue á eíla dama, 
fe difponga á remediarlos, 
que como con ella cafe, 
á todos dexa obl igados; 
y efto ha de fer fin que entienda 
que nofotros le rogamos, 
fino qué fale de ti. (fado 

D.B^j^.Dígo,D6 luán quehaspc4 
bíen,quc yo lo haré anfi, 

JD. //i.Pues yo voy á ver fi á Carlos 
topo:tufi al tuyo buelues, 
haz que cierren efle quarto. Vafií 

D. Beát.Xo le ccrraréra que mas 
puedo llegar,pues me hallo 
obl igada á fer yo miína 
tercerádc mis agrauíos, 
y cómplice de mis zelos? 
que puedo hazerPpero vamos 
al ex amen , zelos raios, 
y pues le dá libre paflb 
oyen fu cafa á Don Diego, 
quien ayer lo eftoruó tanto, 
íepamos del que rcfpondc, 
falgamos, 6 nofalganos 
de vna vez defte delirio, 
dcftapena,dcfte encanto, 
Ines« 

SaU Leonor» 
£jo,$e^T9.D^Beat. Leonor,' 

tu ^efponílcs^ 
JUonOé Si has llamado 
á vna criada^que mucho 
que refpcrda,quienes tanto} 
Don Qarlót a la puerfa. 
voz d'v i^oní^ oí • 

Ea V 



y a(si la piwa entreabro, 
por verla conualccfda 
de aquel pe no fo letargo, 
D.B.Si ayer, Leonor, m¡ ígnorácía 
te tuuo en aqucíTe eftado, 
oy mi aduerce/icia, Leonor, 
te pone en higar mas alto: 
mi An.íga eres, AparMicnmigz 
á iré me j or. Lsono. S i he 1 legado 
á perder, feñora, el nombre 
de cr iada t uva, na e n v a no 
de la ventura qué pierdo, 
me libra el honor que ganot 
tu eíclaua foy,y te pido, 
fi puede merecer algo, 
quien vino á cu cafa folo 
a caiifar aííombros cancos, 
me traces como haAa aqui. 
Z).5f j.Como puedo, Leonor, qpí* 
por fer quien eres,eftar (Jo, 
en mi caf3,darte trato 
efpoío? Leon9. Eternidades 
profpsre el cielo tus años: 
pero Carlos no querrá, 
queestanzelofo, 
X).5í4/.NoesCarL;S. 

Pues quien? 
2). 5/^/. Don Diego Centellas.' 
Lcono. P^o ttf empeñes en tratarlo, 
que antes me daré la muerte» 
que dé i don Diego la mano. . . 
D, Be. Luego tu nunca has querido 
á Don diego? I.r;:^.HarpiJ pifado 
entre las flores de Abril, 
viuora herida en los campos, 
rabiofa tigre en las fcluas, i 
cruel Herpe en los peñafcos,' 
no es tan fiera para mi 
corno él lo es. 
D. Aefpacio,á cípacíó; 
gue aunque k deíptccia^^qoiiRO^ 



no que le dcfprecies tancOé 

D.Cáf/.A traydora.cllame vio 
efconder,pucs afsi ha hablado! 

D.Beat.Yo perJauaque te hazia 
li/onj a,que quien ha elTado 
por ti a la muerte en Madrid, x 
y aqui te viene bufcando, 
no en c endi q ue te o fend la. 

Lcono.PiiesCi Tupieras bien quanto 
me ofendecD.^ífj/.Yo lo veré 
preíto,para que falgamos 
de eílc obfvuro laberinto, 
cl,tu.ryo,D.Iuan,y Carlos» ya/i; 

D.Cf-FuellcBcatriz.y aqui:ay cie- 
fola Leonor ha quedado, ( los! 
llamando eílá, mas que importa, 
fi es tan ¿quiuoco el labio, 
que aunque eílá llorando veo, 
no por quien cílá llorando. 

Ii^pA.<}racias,á piadqfos cielosl 

í>.C¿ir/.Azdos! 

Leor.o, Que folo podrán mis labios. 
D.Cdr/.Oagrauios! 
L^<?n<?.Qiiexarfe al viento mejor; \ 
D.CUr/.Oamor! 
Leono.Qi\kn le dirá á midolpr . 

la r^zonqueh;¿ de culparme. 
D, Cdr/. Yo lo dix:era, ádeicaimc 

2elos,agrauio,y amor. 
£#¿7^0. Quandoyoocafion hedadp? 
D.C?<r/.Fierohadol 
Leono.h mi dcfdicha importuna* 
D.C4r/.Cruel fortuna! 
-L#<w^.Quc afci el honor atropcllaí 
D.Car/.Duraeftrelli! 
Liona^Vm^cotnofi nunca della 

di otafiQn, me dá caftigos? 
D,CarL^ú fin cauía, ay cneinigo 

hado,fortuna,y eftrella. 
Lione.Quitn inocente (e mira* 
jPfGifAEs mistaras 



De Don Pedí 

L^tfn.Enh ciega conRífíon. 
D.Ctfr/.Estraycion. 
Leonú.Dctstn conocido daño. 
D, Cari, Es engaño, 
íeono.X^Síñáo^ amor, el defengaño 

verán otros, que tuv£s? 
D.Gir/.Nunca,que tocj^^gíToes 

níéntira,traycion,y etígaño; 

fin dirda eftán contra mi 

oy los cielos conjurados,, 

pues me tienen perfuadido 

á que faben,qaex>ygo quanto 

dizicndoeílá,masque importa, 

que aqaefte metal humano, 

el miímo fonido tiene 

qaando es fino,y quando es falfo: 

y afsi pues baila el oirlp, 

para que examinarlo? 
Lcono.h. Carlos tu me oyeras! 
D.pW* A Leonor (í: mas llamaron 

á la puerta,á cerrar bueluo 

yolamú. 
Leono.Q^ aun hablando 

fin e fe c<í, no faltó 

quien vinicífc a cmbaraf^rlo; 

veré quien e8,pero{i puedo 

quedarme folaotro rato: 

quienes? 

Sale Y^on Ptckofu paire ^ 
P;Pe(L El (enoc Don luán 

cílá en caía cielo faaco, 

que mifofLfoiM. Agora falio: 

mas que veo? 
P.P#^.E(loy turbado* 

Éntra/e adonde efid Dan Carlos. 
D.GiW.No tem as, Lconor>quc yo 

te recebir^eamis bta^os. 
P,P#JXerró la puerta tras fi, 

mas que importa,(i yo bafto, 

efideítnfa de mi honor, 

a dar aúbndiros, y efpaocog 



3 Calderón, 

al aiundo,caygaenclfiieló, 
que defpues de hecha pedamos; 

harc lo miftno ds aquella 

tirana, que. 
Sale Doña Beatriz por otrapuerta^ 
D.-SrJ^.Eneftequarto 

golpes, y v07es,que es efto? 
D.P^íi.Es vn íjror,es vn pafmo, 

vnadefefperacion, 

vn horror, viía ira,vn rayo^, 

q ha de abraCir quáco encuentre," 

que intente ponerfe al paffo. 
D.B^* Puescomoefté atrcuinaíenta 

en mi cafa?qüienha dado 

ocaíion , para que aísi 

aya podido empeñaros 

vna colera? D. PedJVm fiera^ 

que aqui fe oculta^, 
P.5f/ií»Efpcraos, 

es Leonor? 
D. P^íi. Pues quien pudiera; 

fino ella,obh*garme a canco? 
•Eílanos faltaiuíblo, 

otro ama ncc,y dcftos años^ 

tras Don Carlos>y Don í>kgoi 

que pufícíTcen pa2. i entrambos; 

Pucsbien,aunque vos tuuieíTeis 

razones,qt:e yo- no alc^njo, 

para bufcai la ofendido, 

os atreucís temerario 

a entrar aqui?D,Pfá.ST,quc yo 

cnmiladifculpatraygo 

para mayores coremos, 

y afsj perdonad,!] os irato 

fin mas atención, ícñora. 
D,Beat. En eíla cafa,es cngaao 

penfarque no a ^ ra. 

Sale-Don lutn. 
D./M.QueeseUü? 
D.5/«QiJe ha de fcr?aqueí>canciand 

cauallcro en bufca viene 



Nunca lo pe 

tambten de Leonor,y ha dado 
en que ha de romper Us puercas 
dfí:a cafa.D./«.PaíTo.paíTb, 
Bcati Í7,quc el fctior DonPedro, 
ni ce ha ofendido, ni ha errado, 
por^]ue como dueño della^ 
á todos puede rncndarnos. 
D. Ped,Sd^3Y D.Iuan , no gaílemos 
cumplimientos efcu fados, 
ni fcy dueño, ni fer quiero 
mas de v ñ foraftero,quc hallo, 
quando fiado de vos, 
¿veros vcngo,y hablaros, 
en vutifira cafa á mi hija, 
cerrada eílá en elTc quarto, 
abrid vos, ó abriré yo 
eclundola puerta abaxoi 
D . Be¿t,Su padre es. 
i>,/«.Como faldré Aparta 
de lance tan apretado? 
ya el la vjo,quehededczkk? 
D PedQ^t penfais ? determinaos. 
Z). /¿/.Por cierto, feñor D. Pedro: 
mucho haré íi dcfta falgo, 
muy buen agradecimiento 
es cffe de mi cuy dado, 
pues defde ayer,quc me hizo 
de yutfi^as fortunas cargo, 
bxilqií^ á Leonor, y la truxc 
á mi cafa donde al lado 
la hallartisde mi hermana,ad6de 
la t is faceros aguardo, 
de riierte,queá vueftra cafa 
boluaiicontento,y honrado: 
n as (i d cfto os diíguílais, 
de tcdo al9aré la mano, (pies, 
D.Pcd Dadmc,DonIuan, vucttros 
y perdonadmequeayrado 
al cria, razón notuuc 
par a d ífcur « ir á tanto, 
quenoíab^difcurrir 



ores cierto. 

en fu d ich'a vn defdlchadoí 

arrañró lie la pafsion, 

y á vueílras plantas poflrado 

es ha^^o dueño de todo. 
Z)./tf.Quehazcis,feñor? Icuantaos,' 
Y vos perdonad, feñora, 

el di fguft o que os he dado, 

foy noble,eftoy ofendido. 
D.Beat.A aucr,feñor,alcan9ado 

quien foísjdc otra fuerte huuíera 

pretendido reportaros. 
Z),/2i.Llama{leaDon Diego? 
D.Beat. Si, 

I nes fue agora l llamarlo. 
Z>. /«.Venid conmigo , feñor 

Don Pedro, para que vamos 

á hazervna diligencia 

importante en efte cafo: 

Leonor con Beatriz fegura 

queda. 

D.Beat. X yo,feñor,me enea rgo 
de dar quenta della. D. P#^.Baíla 
quedar con vosxielo fanto, 
véngala mucrte,íi llego 
á ver que mi honor reftauro.' 

DJu.Yo no se donde lo Ueue, 
habla tu á Don Diego en tanto; 
porque en eíTa diligencia 
eftá mi dicha. 

Vanfi Don luan^y Don Pedro^ 
D.Beat. X mi AsAo-, 

Leonor abre,yoeftoy fola» 
i>^.Con cflc fcguro falgo. (gas 
D.Car.Kisxkl Beatriz, Leonor,dt| 

que eíloyaqui. 
¿.^tfH.Noharé* 

SahLionor; 
D.Beat. Decftraño 

lance tu vida efcapo^ 
Lion.^ii efía quadra fagrado 

hallé. D^fiiAt^Ho fuepocjt^liehi. 

de- 



De Don Pedí 

dexarfá abierta nú hermano, 
que nunca ííiele dexar 
ddla la llaue» Leon.l^o en vano 
diré mil vezes^que en ella 
mi w'iá^tñ^y^par.q cita Caricia 
D, Bi ^. Leonor, puefto que tu padre 
nueftros fuftos ha llegado 
ai aumentar,cómo (i acá / 
no nos tuuieííemos hartos, 
lo que antes de aora te dixe, 
trataré con mas cuy dado. 
li^flif.Tambicn lo que te díxcron 
antes de aora mis labios, 
dirá n con m as caufa ;^ora« 
D.Beat. Eñbes tema« 
i^ow.EíTotro agrauio. 
D.Beat.Aóvz bic,cierra cfla puerta; 

y vé n Leonor á mi quar to. 
Iifow.YayoteÍTgo. 
D.Beat.Ay DonDicgo, 

cóquáco temor te aguardo.Pi/^, 
Xí0;;Xarlcs,pues me da ( caíion 
' de hablar te cfte breue tato, 
oyeme.D.dr/. Lcónorjfi €ri nii 
aun es fir eza el acafo, 
pucüo que fiemp re nos vemos 
cu ofendiendo, yo amparando; 
que me qúier6s?dexahie 
hada que llegu&otfo acafo, 
dedarcclávidayo, 
y de hazermc tu otro agrauio. 
Leon^Eño no llegará nunca, ' 

mas efibtro ya ha llegado. 
JP^ C4r.Como> Lcori. Sabe 4 Beátriz 
nie da la muerte, intentando 
que me Cáfe con Don Diego: 
figcpcrob,y bizarro 
á cada rie^o vná vida 
mehasdedar, aqueítaagua^-do;, 
hablalatu.í>.(.tfr/.Bucno e^ cfló, 
gepdoyoimfifioci^ueúraco' 



D Calderón. 

el cafamicnto, pedirme 
contra mi herida el reparo? 

léfon.Tu lo quieres? 

D,CarLJo lo quiero, 

I^í7W.Tu lo trajas? 

D.Gtr/.Yo lo tra^o. 
A cuyo efedo efcondido 
cftoy por noembaraf'arlo 
topándome con Den Diego; 
ó con tu padre. León. No alcanfo 
la razón. D.CarLYo fí. 

X^^.Que cs}D.GarL Ser 
mis refpetos tan honrados, 
tan nobles mis fencimientos; 
y mis zelos tan hidalgos, 
que j^a , Leo ñor , q ue te pierdo; 
quiero ver fi tu honor gano. 

Leon.Corao mi honor? 

i>. dr/.PretendiendOy 
que el efcandalo queha dado; 
dexcraparte los fuceíFos 
de Madrid.eri que no hablo, 
el entrar Don Diego á verte 
á cafa que yo tctraygo, 
el falir por vn balcón 
vna noche.otra encerrado, 
hallarle, Leonor;concigo, 
ceíléncon darte la mano, 
fineza vltimaque pu de 
bazer V n enamorado, 
por ver con honor fu dama; 
ver fu dama en otros bracos, 

L/ow.Mi bicn,mi feñor,mi dueño; 

D C.Mrmal,mi muerte, i ag aui^ 

LeoH,^i la noche del balcón 
le vi, me confunda vn riyo, 
y (i la que habló conirrigo 

lí; fü-pc, * 

D CjW/fei^oef5>es falfo. 
Leen.S ] lo fuera, no di>K-ra 
lo quecofiBcatrii he hablado; 



Nunca lo p( 

/>. Cjrl, A traydcra »qnc Cabías 
que /oloeÓauacfcuchando, 

Xí.Qir/.De anermc víflo 
cfconder,bien le ha moftrado 
venir iiuando cnrro rn padre 
de mi á valcTce. Lcon^Vue acaíb^ 
roas quiero que no lo fea: 
quanio tta me cfiás rogando, 
que con él caíe,á que eíeco 
teauia dceúár engañando, 

JDGir.Pregüraefloaquácas damas 
engañan á dos>rabraslo« 

Lton.b^o como yo. 

D.Cjr/rTodasfois. 

D.Biat, Leonor» 

Xfow. Beatriz ha Hamado. 

Z>.Ci^/.Nodigasque eítoy aqui, 
íi es que por mi has de iiazer algo. 

X/.No hare!Cii fin no has d creerme? 

U.Cár/.Nojporqucdizcvn adagio, 
fiemprc es cierto lo peor. 

JUon.Xo lo enmendaré,mudando, 
no licmprc lo peor escícrto: 
ó lo que me cueftas Carlos ! yaf, 

Salen Dona Beatriz^ y Don Diege» 

J[^«D/>.Beacriz,cmbiarme a llamar, 
y á cí\as horas no temer 
que entre en tu cafa»y pon?r 
guarda a tu quarto,y paííar 
en el de tu hermano á hablarme, 
muchas preuenciones fon: 
es fíneza^ó es traycion? 
es ü::í roe vida,ó matarme? 

I>.3^.No cílrañcis,feñor D.Diego¿ 
ver a4ueílanouedad« 
ni que con tal brcuedad 
á ver(»s,y hablaros llego 
á cüas horas,y en mi cafa, 
ní^ucditquürtoayafido 
d que pai a cito he eiegidO|, 



)r es cierto. 

que auifandome que paHa 
Violante cíla tarde a verme; 
no es bien que os vc3:y a6i 
intento hablaros aqui, 
no^no tenéis que temerme, 
porque ya fols ta n feguro, 
para conmigo, que puedo 
perder á mi amor el miedo, 
tanco,que folo procuro, 
fer oy del vueftro tercera, 
ya que no es pofsiblc fer, 
mas auiendo otra muí'er 
que para marido os quiera.' 

D. DiV^.Quando llamado de vos; 
aquel papel efcriui, 
vnaduda confegui, 
entrando aqui fueron dos: 
tres a) efcucharos fon, 
dexad que al remediaacuda,' 
fi he de añadir vna duda, 
Beatriz,á cadarenglon« 
D.Carhí al f año. 

D.C4r/.Temor,no sé lo que arguya 
defto,y es fuerza efcuchar, 
fi vienen eftos á hablar 
en mis cofas^ o en las fuyas. 

X). «Muchagana dedudar, 
feñor Don Diego,teneis, 
fupuefto que no entendéis 
can facilmodode hablar: 
y para que á vueftro artior, 
ningún efcrupulo quede, 
de que .encenderme oo puede, 
declaróme mas: Leonor 
por vos fu cafa ha dexado, 
padre3,hoik>r,vida,y répofo," 
á Don luan tenéis quexolb, 
Don Carlos ei\á agrauiado, 

V yo cftoy de vos ofendida, 
ó por mi caufa^ó pos mi, 
4c Leooor el padce aquí . 



DcDonPed 

efta taaibíen.vucftra wtét 
corre gran nc%o,y es Jhno, 
que otro remedio no efpero, 
^ue dar ventanea a fu azero, 
u dar á Leonor laaiano. 
Vos laam3Ís,elU os adora, 
todos andan por macaros, 
y es el remedio cafaros; 
aueislo encendido agora? 
í>.D/f^.Necio fuera no entenderos 
quando can claro me habláis, 
y íi licencia me. dais, 
trataré de refponderos. 
D.Bídí.Dezid. 
P.Gir/.Qye es aqueílo,cieIos? 
Don Diego ^ y Beatriz fe amauá? 
vnos zelos no baftauan, 
para que fon otros zelos? 
Mas quiero oir,que fingido, 
cfto no fera fupuedo, 
que Beatriz no hablara deftoi 
donde yo cñaua cfcondi Jo. 
D. D/<r^.Mucho quiíicra,BeatrIz, 
poder en aquefte inflante, 
d€ aíTuntc,y de caualiero 
diuidírme en dos mitades; 
porque no se á qual acuda 
dcdosafe6los,que iguales, 
al intentar refponderos, 
meíitian,y combaten. 
Si como amante pretendo 
daros la refpueíla,e$ fac^ 
prefumír,que haze mi aAor 
de las mentiras verdades. 
Y afsijComo quien foy,folo 
folicico hablare^ntes, 
pues antcs,Beatriz hmioCa, 
fiii cauallero^qut amante* 
Penfad que no hablo co n vos, 
que no quiero eneiú parte, 
Ú$ vueft^of %clQS>Bcatriz, 



O Calieron. 

ni de m i a mor acordarme?. 
D¿ mi mifn'), de mi honor, 
de mi obligación, m i fmgre, 
rae acuerdo (o]oj afsí 
prefimid, que otro metras 
elTe recr ió, y que a aero 
rcffvondo. 
D.C^r/, Empeño notable. 
D.D/í. YovienMadriii Leonor^ 
fu hermofura pudo da -me 
ocaíio n de que afs ift ieire 
de dfa^y de noche á fu calle. 
Vi ,m iré , oa&é ,e fcriR i, 
pero con defdenes tales 
me trató, que ya no eran 
defden:s,ííno defayres. 
Hize tema del amor, 
íintiendo que me tí ataílc 
fin aquella eílimacion 
con que las mugcres faben 
dcfpcdir lo que no qukren; 
que ay algunas de tal arte, 
queaundc los uiiíinosdefprecioS; 
agradecimientos hazen. 
Elle le fakó á Leonor, 
deftiérte,queyoal mirarnie 
tandefvalido,acudi 
al medio fiempre mas fácil, 
que fonlas criadas;/ na, 
poniendofe de mi parte, 
gracias,,ú no sé que alhaja; 
me dixoidc lo ^ue nacen 
los defprccios de Leonor, 
es de que tiene otro amanteJ 
Zelos ruue,y aqúi bueltío, 
contra lo propudlo,a darce 
licencia de que feas tu 
la que iñc oyc,por moílranae 
honrado á tus ojos , pues 
no lo es,el que al infame 
coniuelo fe da di^q^e 



Nunca !o 

ctro lo que I : pjefde alcance. 
Añ3dió,c¿i'ede fecie::o 
con e I cratfua c^^ar f?, 
cuyo fcguro les d ?m3 
Ji riar. para que fe hablaíTea 
de noche en fu cafa: y o 
por peder Beaciiz v mingarme,' 
qulíc verlOjf cndo frío 
mi animOjqueel.lallegafle 
áfiberqueyofabia 
fu aaxOr,porque no oftentalTc 
eonntigü U V a nidad, 
de no merecerla nadie. 
Efcondióme la criada 
de fu quarto en vna parte 
oculta.donde ver pude, 
que cliadc alli k poco ¿ale 
azia otro apofeRto,quife 
fcguirla»por fi alcanjafle 
a oir alguna razon^ 
que repetirla adelante: 
no feos tu aquí,que no quieren 
que venganza taii cobarde 
fcpasdfe mi,como hazcr . 
de las mugercs vlcraje. 
Sintióme elia,boluió a ver 
quif u era,y al rnifmo inftance 
cBtió Don Carlos,dc cuyo 
encuentro el faceffofabes, 
V afsí no quiero dezirle. 
'A\ fin,pues,de muchos lances,, 
vine a Valencia,y por Dios, 
fien efto m̀nto,eime falte, 
^eno fupc que en Valencia 
Leonor eftaua: bailante 
íatisíacion es,B«acriz, 
faber tu que v inc i hablarte; 
la noche qne fíie forjofo 
por eiTe balcón echarme: 
capaz de todo elle dia» 
aelofa,&eacrÍ2,i3ac lipbhfic^ 



:ór es cierto* 

y yo por farisfacertc 
ú verte bolui ayer carde; 
Encr 6 Don luán 3 efte tiempo, 
que patece que ló traen 
íienipre á ccaíion rnisdefdichas; 
inteiuando retiraane, 
di con Leonofiy ¿tinque pudo 
eí veril, y verla en ral tragc, 
íufpciiderm€,me cobre 
ranco,que por difculparmc^ 
cuípc a Leonor^ Sobrcuino 
á tan no penfsdo lance, 
Don C;irfoíf puesfi tu rniCna, 
Beatrlz^que es cfto a&i fabes, 
como me pides, Beatriz, 
que yo con Leonor me cafe? 
muger que me aborreció, 
muger que dio á mis pefares, 
©caíion á fus rigores; 
muger que con otro amante 
vino á Valencia^y muger, 
queaunquecntucafala hailaíTe; 
es huleándote á ti,es jufto 
que me la proponga nadicf 
Si tu en elta aufencia mia, 
jt mejor empleo afpirafte, 
y los zelos de Madrid 
tomas aora por achaque, 
múdate niuy en buen hora, 
Beatriz,pero no meca 'es, 
que i;o es muger para mi, 
muger que tu lOc la traes. 4 
D. Cjr,Cielos,que efcucho?qu¡e Wft 
tan euidente,tan grande : 
deícngaño?Aj Leonor mia J 
verdades fon tus verdades^ 
JD. Reaí.Püie% q es ló q h^zer intet^ 

con enemigos auí grandes? 
D. DííT^.Que enemigos? 
I>»Beat.Yoy Leonor, 
Carlos, Dgaluan^y fu padre» 



De Don Pedro Calderón. 



B.D/V^.De todos elTos,BeatrÍ2, 
íino á tí , no temo á naj^ ie. 

D.5wí.Porqucá mi? 

DrD/>^.Porque me aduiertc 
muchas cofas ver que hables 
\u en eüo. 

Salen Inés ^jfGinef^ 

Gilí. Se nor./ííí /.Señora. 

V.Be. Que esloque tienes? 

D.D/í^.Quetracsf 

Inés. Mi íenor viene, que yo 
le he viflo agora en ia calle: 

Gin^^ es lo peorjque con él 
viene de Leo ñor el padre,. 

P.DíVff.Que deliinado naci 
ádefdichasfemeíantcsj (tara 

D.Bca. Por mihermano no impor- 
que aqyi te vkífe, y te hablaíTe, 
por Don Pedro Gi».Ellos fon 
de k)í dos mas puntuales 
padre,y hermano que he viftp». 
no ay cofa en que no fehallen# 

PJ) //¿.A ella quadra me retiro 
mientras á fú quarto paíTe* 

Gm£^to ha de fer cada cíia? 

D.Cíir. Aqui no puede entrar nadie* 

D.DsM n hobre^ay demiefiaditro. 

D^B^a .H jmbre^quierj? 

G/».Abindsrrae2, 
que por no quedarfe oy 
fin poííada,lkgó antes. ( uas, 

D.JDr.No rehagas, Beatriz, de nue- 
q auer me traído aqulá hablarme^ 
ique cafe COL L:onor, 
bien mueftra que quieres darle 
fatisfaciofl á quien es, 
de qus tu m is bodas hazes, 
y viue el cielo. D, B^^. DóDiego • 
SaU Leonor» 

I^(W»Señora,quien ay que canfc 
egasvo^inasque mico? 



D*Beat,No se quien en. 

D^Dhg.Pucsyo darte 
el güilo de que k> fepas 
quiero,porque aunque me maten 
todcsqiiantos contra mi 
oy folie irán veng arfe, 
he de ver quien es vn hombre ^ 
tan reportadOjO cobarde, 
que á los ojos de fu dama, 
llamándole ctro,no fale^ 
Sale Don Carlos; 

D.CarLESo no.queyo de atenta 
puedo defviar vb kncc, 
de cobarde no.. Lson. Dcfdichas,' 
haíla qüando aucís de darme 
fiempre que fentir.. 

Salen todos^ 

Drf/í.Quecs.eftG? 

/>. P^.Que con ftifion tan notabl^ 
vn enemigo bufcaua, 
y dos rengo ya delante: 
triydor Carlos, vil Don I>iego¿ 
(5^ no puedo en dos mitades 
diuidirmc,para daros 
dí smuertcsavn tiempo iguales^ 

■t^ p onéos de vn vando los dos 
p:^ra que de vn golpe os mace, 

J&./fc'.T'vncos toiios, que íi puede 
de la razón el examen, 
medfarlü íin el azero, 
componerlo 6r la fíingre: 
haos dicho Beatriz , Don Diego; 
el mas conueaientc,y íicil 
mt dio? D JDif. El mas dificulto fo 
me ha dic ho,qiiC ss que me caf? 
con Leonor , y no hedehazerlo» 

D.F.Ya^D.íüá no ay;nasq aguar -j 
pues r.o baüa la razón, (dc> 
beikel.-zero» 

D.CrfW.D.e.'ca/ile. Garlos a fulada¿ 

D^íu. Xu le dcfcisdes^iziefldo 



Nunca Íop( 

que r.o>fienJoarji,coiiio hazes 
tu la íin.*za* D.Cari, Don íuan, 
fidixcraque íi,clarlc 
me vici as la muerte. 
D.///. Porque? 

D.Cur.Porq de vnoca otro ínílatc 
mejora tanto ai i auior, 
que es tdcr Ja que vo me cafe 
con Leonor. /.Y fusagrauíos? 

l),CarLXo nof^cisFago á nadie, 
baftaíiic a ai i eílarlo yo, 
llega Leonora cu padre, 

ircí.bcñor.D.P.Noniédígas nada, 
que como mi honor peftaure, 
en albricias de cíUs dichas, 
perdono aquefos pefares. 

D,/.Pucs no rae diréis, Do Carlo§,' 
que Doucdad visteis? 

P.Car/.Daiímc 

licencia de que lo diga? 

D./«.Si. 

¿.Cír/.Pues dexaiqucmcpaflc 



3r es cierto. 

á vueftrolado,dondieí»o« 
D, Beat. £1 d íze 1q que O} ó. 
ií.Cár/. Dadle 

la mano á Beatriz» 
D.D/(!r^.Elahiia, D.Í.Pues como? 
2>.Gir/.Eft'> es importante, 

D v>n Iu3n,con que ya fabreis 

de que mi mudanza noce: 

puesíídondteíiá Leonor,' 

y Beatri;E,él cntra,y fale, 

y yo cafo con Leonor, 

fucr^aesqueelcon Beatriz cafej 
D, /íi.Dichofo yo , que aunque tuue'^ 

rezelos,no fupe antes 

el agrauio,4ue el remedio. 
Gz/í.Eftan'hechas ya eíTas pazes? 

pues IncSjboda me fecit, 

para que con cfto nadie 

defconfiede fudama, 

que aúque la experíenela engañe; 

ftoíiemprelopcores cierto, 

perdonad y erros tan grandes.' 



F I N